El whisky JB se tatúa en una edición de lujo

Sphinx ha sido el elegido para convertir unas cuantas botellas de JB en una edición de lujo que será expuesta como si de verdadero arte se tratase. Y la bebida busca recordar que sus nacimientos fueron hace ya tres siglos.

JB limited edition

Probablemente en muchas ocasiones ocurre que las bebidas premium más comerciales quieren hacer una aparición o una celebración con todos los lujos. Es precisamente en esos casos cuando se lanzan las ediciones especiales que se convierten en un efecto llamada de atención sobre los usuarios que ya las conocen y las consumen de forma habitual y que también consiguen acaparar el interés de un público que de forma habitual suele apostar por otro tipo de bebidas de mayor categoría y precio. Y en esta ocasión es el whisky JB el que se ha atrevido a dejarnos boquiabiertos en su última campaña, la cual analizamos a continuación.

En el siguiente vídeo puedes descubrir la historia que hay detrás de la edición especial del whisky JB, que en realidad, aunque parezca simplemente hecha para llamar la atención con un bonito diseño tiene mucho más contenido de fondo. El creador de esta serie de botellas en edición limitada es Sphinx, quién las ha tatuado para contar precisamente la historia, porque la marca lleva ya tres siglos de ella, lo que se dice pronto, pero mantenerse en el mercado con la notoriedad que tiene no es fácil. Así que el auto-homenaje creo que es más que merecido. Aunque lo mejor es que seas tú mismo quién lo descubra en el siguiente vídeo:

Si te han parecido verdaderas obras de arte las nuevas botellas de la edición limitada de JB, entonces has dado en el clavo de lo que pretende hacer la marca. De hecho, se exhibirán como si lo fuesen en toda regla. Los lugares elegidos para ello son el bar Publicis Drugstore de los Campos Elíseos y el restaurante L’éclaireur de la Rue Herold de París. Ambos lugares rendirán de ese modo culto a la cultura underground de Londres, al tiempo que publicitan el aniversario de la marca y como no, deleitan a sus clientes con objetos que no se ven todos los días, aunque sean en el fondo una botella de JB. Y es que ya se sabe que las ediciones limitadas dan mucho caché y más la de este caso que cuenta con una colaboración especial, que solo la encontramos en ambos locales y que además vemos que tiene una gran filosofía de marca unida a una tradición de fondo del artista y que no siempre es fácil de conseguir cuando se trata de acciones tan comerciales. A mí, la edición limitada JB me ha encantado ¿Y a ti?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...