El mundo del lujo esquiva la crisis

Aunque la situación de crisis es generalizada en España hay un sector productivo que durante el 2011 no ha sufrido sus devastadores efectos. Irónicamente es el sector de los artículos del lujo el que ha conseguido frenar el descenso en el consumo (y se trata de una tendencia mundial). En la última semana los medios de comunicación se ha hecho eco de que el sector cerrará 2011 con unas ventas de 4.500 millones de euros, el 25% más que en 2010. Mientras que a mucha gente le cuesta llegar a fin de mes, hay otros que se han gastado mucho dinero en artículos y servicios muy muy caros.

El mundo del lujo esquiva la crisis

Las ventas en el sector del lujo se han incrementado en un 25% respecto al año pasado.

Parece ser que esos pocos afortunados que han provocado este éxito en el negocio del lujo proceden de fueras de nuestras fronteras. Dicen que el aumento de las ventas se debe a la mayor afluencia de turistas extranjeros que presentan ciudades como Madrid, Barcelona y Marbella. Los empresarios de este sector, contentos con los resultados, se han apresurado a pedir al nuevo gobierno de Mariano Rajoy que apoye su promoción en el exterior. Y como gancho han utilizado el empleo. Argumentan que si elevan sus ventas con su expansión, generarán más beneficios y por lo tanto, podrán crear más puestos de trabajo. Sin duda es necesario reducir las colas a las puertas del SERVEF, ¿pero en un contexto de recortes en sanidad y educación alguien piensa que es necesario proporcionar ayudas a las empresas que comercian con el lujo?

En declaraciones a la agencia EFE la presidenta ejecutiva de la Asociación Española del Lujo Luxury Spain, Cristina Martín, auguró que en 2012 el sector mantendrá sus buenos resultados a pesar de que las previsiones económicas para España siguen situándonos en situación de crisis. Martín calificó a España de ‘exportadora de lujo’ y situó a los turistas como a los grandes consumidores del sector. Además, también explicó que muchos usuarios empiezan a ver los artículos de lujo como una inversión ya que prefieren la calidad y la durabilidad a la cantidad. Un producto de lujo puede mantenerse en perfecto estado durante varios años, pero no es así con los productos más económicos, que siguen el modelo de «usar y tirar».

Los productos españoles que más venden están relacionados con la gastronomía, la belleza y la hostelería. Por otro lado, la moda y los complementos van entrando con fuerza en el mercado. Y la verdad es que esto último se nota en las calles de las grandes ciudades, donde cada vez más nos encontramos con boutiques de marcas de lujo. A pesar de que estas empresas también contribuyen al buen estado de la economía, ¿no parece un poco obsceno que se gasten grandes cantidades de dinero en objetos prescindibles mientras hay gente que tiene serios problemas para comprar comida?

Fuente: Diario de Navarra

Foto: Somma

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...