LuxeStyle Fair: el lujo hecho feria en Cataluña decepciona

Para los amantes del mercado del lujo que estén un poco perdidos en eventos del sector tengo que decirles que llegan tarde a la primera edición de la que han llamado LuxeStyle Fair, y que viene siendo una feria dedicada a todo lo que tiene que ver con lo lujoso que se ha celebrado por primera vez en Barcelona. Sin embargo, parece que los que asistieron no se sintieron demasiado bien, y sobre todo han declarado que la organización fue muy mejorable y que además todo se quedo en poco exclusivo.

Casino Barcelona

El Casino de Barcelona fue el escenario de la cena del evento del lujo de la ciudad de las Ramblas

El lugar elegido para el evento fue el Hotel Arts y el litoral catalán, junto con la cena que se llevó a cabo en el Casino de Barcelona. Pero ni con esas han conseguido sorprender a un espectador que esperaba mucho más, sobre todo si se tiene en cuenta que un referente del sector ha sido y es el casino de Perelada.

Pero es que lo peor de todo no ha sido la localización, que podría ser considerada por muchos más que correcta, y ni siquiera la ciudad, que además estaba abarrotada por el MWC 2012, algo a lo que habría que poder habérsele sacado mucho provecho, si no que para ser la primera vez, los que lo han organizado no han pensado en los detalles fundamentales, y que quizás si hay una próxima vez mejoren. Pero ya se sabe que a veces no hay segundas oportunidades.

En todo caso, y aunque fuera una decepción, desde Bleucoast hoy les vamos a hablar un poco de lo que se ha mostrado en el LuxeStyle Fair, que intento vender el lujo al modo catalán. En el apartado coches vimos muchos de los modelos de la Cars Gallery Barcelona, Aston Martin, Ferrari, Bentley o Maserati. Pero echamos de menos a estrellas como Bugatti, McClaren, o el italiano Lamborghini.

La gastronomía también estuvo presente, pero la marca estrella, Godiva, ofrecío simplemente chocolate con fresas a un visitante que había desembolsado nada menos que 80 euros por entrada. ¿Un tanto clásico y poco excéntrico no?

Hubo tiempo para oro, diamantes y otras joyas, así como obras de arte hechas edificios o casas de ensueño que en maquetas más que realistas mostraban lo que se podría hacer con muchos millones. Los perfumes también fueron protagonistas, pero no sorprendieron bastante.

En fin, que de seguro los próximos que se atrevan con llamar la atención al mercado internacional con el lujo made in Spain habrán aprendido la lección de lo que no se debe hacer con el ejemplo del LuxeStyle Fair.

Más info | Economía Digital

Imagen | Cabeza de Turco

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...