Pandora, el universo de los abalorios

Las pulseras de la firma de joyas Pandora están causando furor. Hoy os presentamos sus productos y precios para todos aquellos que tengáis pensado hacer un regalo especial. Los hay para todos los bolsillos, gustos y edades, y esta es uno de los principales atractivos de esta novedosa iniciativa.

Pulsera de Pandora terminada, es decir, a rebosar de abalorios

No hace mucho un diario español ofrecía tres veces por semana abalorios para una pulsera a la que denominaron Alma. ¿Alma? ¿Cómo que Alma? Tenía entendido que ese tipo de pulseras, últimamente tan de moda, se llamaban Pandora. Y es que, como ya debéis saber a estas alturas, Pandora no es la pulsera, sinó la empresa que la comercializa. Junto con, dicho sea de paso, anillos, colgantes y pendientes de diseño exclusivo. Resumiendo, es una firma de joyería como cualquier otra, pero con un producto que está causando furor.

La «Pandora» original no es tan barata como para comprarla por fascículos. Ya sólo el precio del cordón puede oscilar entre los 22 y los 300 euros (aunque, quizás en un arranque de locura, juraría haver visto cordones de oro a la venta por centímetros que superaban los 1.000 euros). Los importes aumentan en función del material, algo que se cumple también en el caso de los abalorios. Así, la escala va desde el cuero, pasando por la plata y la plata con oro, hasta el oro de 14k.


El cordón no tiene nada en especial, más allá de un broche más o menos original. La gracia, pues, esta en llenarlo de abalorios (o charms, tal y como los denominan en la página web). El principio de la escala se cumple también en este caso, aunque saltándonos el tema del cuero. De este modo, los precios vuelven a oscilar entre los 20 y los 300 euros. Los hay de todo tipo: con formas de animales, de signos zodiacales, con letras inscritas o incluso con cristal de Murano, que siempre da un toque más colorido. A la vez, hay abalorios-separador, más estrechos o con pequeños motivos colgando, que hacen de frontera entre «charms» y rematan la creación.

Pero, como decíamos al principio, Pandora no sólo son pulseras. El éxito de sus charms le ha ido perfecto para promocionar todo tipo de «joyas a juego». Además de tiras de cuero para diseñar tus propios colgantes con abalorios, también ponen a disposición del público joyas en las que predominan los pequeños detalles en pedreria y la combinación de motivos curvilíneos.

Lo bueno de una Pandora, pues, es que permite diseñarte una pulsera a medida y combinarla con complementos a juego. No sale precisamente barato, pero tampoco es un gasto que se haga de golpe. Es original, creativo e incluso divertido. Además, una de las propuestas de Pandora es asociar cada abalorio a un recuerdo, lo cual tiene su encanto. Os invitamos, pues, a descrubrir sus propuestas.

Foto: Silver Bracelet por Kkjwiki en Commons.wikimedia.org.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...