Pisos de lujo subterráneos: ¿Quién dijo miedo a la oscuridad?

Los que crean que el lujo es algo catalogado bajo algo que nunca cambia, es decir, un estereotipo, habrán ya descubierto en nuestro blog que no es así, pero hoy queremos hacer una nueva demostración a lo grande. Y queremos que se pregunten en primer lugar, para entrar en ambiente ¿cómo es en realidad un piso de lujo? De seguro que en decoración podemos discernir, pero a ninguno se le olvidan unas buenas vistas, todos los servicios posibles, y además una urbanización más que interesante en cuanto a vecinos. Pero, ¿a alguno se le ocurriría ir a vivir al subsuelo?

Pisos de lujo subterráneos

Los pisos de lujo subterráneos son lo último en construcciones excéntricas

Pues si las dudas todavía les rondan la mente les cuento que ese proyecto que han visto en la imagen es en realidad un viejo silo de misiles abandonados en Kansas, en los EE.UU, y que un promotor inmobiliario lo ha comprado con la idea de construir un rascacielos invertido, es decir cuya altura se mediría en los sótanos y que estaría equipado con todas las comodidades propias de una vivienda de lujo. ¿Les convence la idea?

Pues si les parece una verdadera locura, esperen a descubrir la propuesta de venta que ha hecho este promotor de pisos convertidos en subterráneos a los posibles compradores, porque si llegase el fin del mundo, ellos estarían a salvo, o al menos eso es lo que el dice. Y lo mejor del asunto es que parece que la idea funciona, porque ya son cuatro los clientes que han dado su inicial para hacerse con este lujo inaccesible y un tanto extraño.

 Larry Hall,  que es el promotor de tal idea,  ya ha logrado acondicionar la mitad de los 14 pisos del silo de misiles como apartamentos, los cuales como se habrán podido imaginar, no son precisamente económicos, si no que rozan los 2 millones de dólares por planta, algo bastante inaccesible para la mayoría y que precisamente por ello adquiere valor entre los que prefieren viviendas exclusivas que pocos se pueden permitir.

Y para los que crean que no se puede hacer nada más que ir a dormir a un piso similar, les cuento que el edificio viene con piscina, un cine, una biblioteca, un centro médico y una escuela, a lo que habría que sumar una especie de granjas de pescado y vegetales que permitirían un autosuficiencia del inmueble.

Los pisos de lujo subterráneos serán vendidos a particulares, pero para dejar claro que la idea de Lary Hall es fantástica, el mismo se quedará con uno de ellos. ¿Qué les parece la última excentricidad en viviendas?

Enlace | Te interesa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...