Tiffany no se rinde ante la crisis y demuestra que es buen época para el lujo

Parece que aunque todos nos estemos tirando de los pelos. Parece que aunque en España los sueldos no dan para más, y los impuestos suben por todas partes hay un mercado que se queda fuera de todo este sube y baja de los mercados, porque el lujo, parece no haber nunca estado más sano. Hoy hablamos de que Tiffany no se rinde ante la crisis y demuestra que es buen época para lo que mejor saben hacer, las joyas exclusivas.

Tifany

Tiffany ha aumentado considerablemente sus beneficios respecto al período del 2010

Desde la empresa acaban de anunciar sus resultados financieros y mientras el mundo se veía abajo en 2011, la firma joyera que mejor representa el ideal del lujo y del poder seguía aumentando sus ventas y cerraba año con una mejoría respecto al 2010, que en principio fue mejor año que el que penas hemos dejado atrás hace unos meses.

En 2011, Tiffany cerró con unos beneficios de  439,2 millones de dólares (unos 333,2 millones de euros), que son nada menos que un 19,2% más que los 368,4 millones de dólares (279,5 millones de euros). ¿Qué me dicen ahora, el lujo está en crisis? Pues va a ser que no…

Eso en cuanto a los beneficios que se llevó la empresa, pero como conocemos la técnica de muchas, que consiguen mediante promociones sacar un poco más de beneficios, les digo desde ya a los que pensaban que a Tiffany le hacía falta algo más que su logo para venderse como rosquillas entre aquellos más exclusivos y con una buena billetera. Hablemos pues de las ventas reales de la compañía, que también vuelven a demostrar que nunca ha habido mejor tiempo para las joyas de lujo.

Las del año que acabamos de cerrar hace apenas un par de meses fueron de 439,2 millones de dólares (unos 333,2 millones de euros), y que comparadas con las del año anterior, 201o, son un 19,2% más que los 368,4 millones de dólares (279,5 millones de euros) facturados. ¿Cómo se han quedado? De piedra supongo.

En todo caso, los que quieran saber donde está el secreto les cuento que Tiffany se ha lanzado a conquistar nuevos mercados, en los cuales ya estaba, pero que ha conseguido aumentar su visibilidad y sobre todo lo que representa tener una joya de las de la marca en el cuello, en la mano o en el dedo. En todo caso el lujo parece ser un mundo que no quiere que los mortales en crisis entendamos. ¡Qué le vamos a hacer!

Más info | ABC

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...