De Infantil a Primaria, ¿qué se siente al dejar a los niños en el cole?

Las mamás tenemos muchos sentimientos en el momento de dejar a los niños en su primer día de colegio cuando empiezan Primaria, porque sabemos que se enfrentan a nuevos retos muy importantes.

De Infantil a Primaria

Estos días creo que son un buen momento para escribir unas líneas sobre los sentimientos de las mamás a las que, cuando hemos salido de dejar a los niños en el colegio, nos han dado ganas de llorar. Unos días atrás salí a comprar con mi pequeña, que ahora tiene seis añitos y empieza la Educación Primaria, y en un comercio cercano una dependienta me dijo: ‘qué ganas de que empiecen ya el cole, ¿no?‘. Yo me quedé mirando a la chica pensando su pregunta, y la contestación vino de dentro, ni siquiera la pensé: ‘No, la echaré mucho de menos‘. En ese momento, ya me dieron ganas de llorar, porque hemos pasado unos días de vacaciones muy intensos y con mucha comunicación entre ella y yo.

Hoy, primer día de cole la he dejado directamente en la clase, los papás hemos podido acompañar a los niños a su nueva clase, les hemos subido los libros y les hemos dejado sentados. Cuando me iba, mi niña estaba seria, pensativa, me pregunto qué estaría pensando, ya que este año, aunque va con varias amiguitas de Infantil , la han separado de una amiga que la ayudó mucho en parvulario, de una amiga con la que tiene mucho feeling y que sé que la echará de menos. No entiendo este sistema de muchos colegios de separar a los niños de sus amigos en las clases y, mucho menos, en este cambio tan brutal como es pasar de Infantil a Primaria. No lo entiendo, y personalmente no lo comparto, pero es mi humilde opinión.

Pero así es el sistema y, por lo tanto, se debe respetar. Aún debo decir que hemos tenido suerte y le ha tocado con algunas amigas con las que también se lleva muy bien y a las que quiere mucho. Pero volviendo al tema de las mamás que sienten en su interior un poco de tristeza al empezar el cole y dejar a sus hijos en las aulas, debo decirles que yo me siento así. Sé que es duro trabajar fuera de casa, lo he hecho muchos años, y cuándo esto es así no hay otra opción, no lo piensas y dejas al niño en el cole y punto. Pero yo trabajo en casa y mi hija y yo nos habíamos organizado a la perfección, por este motivo, hoy, la echo de menos en mi despacho, echo de menos que se despierte y venga a verme mientras escribo y se acurruque como hacía desde que sabe caminar y duerme en una camita ella sola.

Sé que no estoy sola, porque muchas mamás sienten esa tristeza cuándo dejan a sus hijos en el cole. También sé que para muchas madres la llegada del cole es un alivio, por el trabajo, porque tengas más de un niño y se haga pesado todo el día en casa y compaginar el trabajo y el cuidado de los niños, etc. Pero yo, igual que muchas madres, tengo la suerte de compaginar el trabajo y cuidar de mi hija y por este motivo, me siento triste. Sé también que esa tristeza a lo largo del día, me irá desapareciendo y sé que en las próximas semanas estaré mucho mejor, pero este primer momento no nos lo quitará nadie, porque dejar a mi hija en el cole, para mí, ha sido muy triste. ¿Alguna vez os habéis sentido así?

Foto | Lupuca

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...