Hidratación durante el embarazo

El agua es vital para mantener la cantidad de líquido amniótico y un correcto desarrollo fetal, así como alivia algunos malestares.

La hidratación es muy importante para las personas y sobre todo para las mujeres embarazadas, y más si hablamos de la estación más calurosa del año, el verano. Ya que el cuerpo viene a perder alrededor de dos litros de agua y esa es la cantidad que hay que reponer para que el organismo no se hidrate, además durante el embarazo se pueden aliviar los trastornos más comunes como puede ser el estreñimiento y los problemas de orina.

Es importante –al igual que la cantidad- la calidad del agua durante la gestación. Si bien la del grifo es apta para el consumo, en el embarazo, la lactancia y la primera infancia se sugiere consumir las que tienen un bajo nivel de sodio y con niveles adecuados de calcio, magnesio y flúor.

Puede suceder que durante el embarazo no se tenga la sensación de sed y por ello no se beba agua, sin embargo para saber si no hay hidratación suficiente, basta con observar el color de la orina, si es más oscura hay que beber líquidos.

Y es que hay que tener en cuenta los beneficios que aportan los líquidos. El agua facilita el transporte de nutrientes hacia el torrente sanguíneo del feto y su distribución por todo el organismo. Ingerir líquidos a pequeños intervalos ayuda a prevenir la acidez creada por los jugos gástricos y las náuseas.

Hay que evitar entrar en una fase de deshidratación. Porque por ejemplo, la leve aguda puede ser un factor de riesgo para la oligohidramnios -poco líquido amniótico- que algunos especialistas asocian a bajo peso al nacer, aumento de la tasa de mortinatos y fallecimientos neonatales, mayor número de ingresos del recién nacido en unidades de cuidados intensivos y mayor frecuencia de malformaciones o enfermedades congénitas, entre otras.

Durante el embarazo es frecuente sufrir de náuseas, vómitos o una gastroenteritis aguda. Todos estos síntomas provocan gran pérdida de sales minerales. Por lo tanto, las bebidas ricas en sales minerales, además de contribuir a la rehidratación, tienen un efecto beneficioso en estas patologías.

Imagen |triangulodelcafe

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...