No tengas miedo al parto

La mujer se enfrenta al futuro de ser  madres con ilusión y alegría. Sin embargo a medida que van pasando las semanas esta ilusión se ve frustrada por una serie de miedos irracionales que les hacen pasar por el embarazo con incertidumbre y temor.

Las personas  en general  somos propensos a sufrir situaciones de miedo cuando se enfrenta a una situación nueva y cuando no se tienen experiencias anteriores para poder valorar y tendemos a ponernos siempre en lo peor.


Por ello, cuando una mujer queda embarazada son muchos los consejos que empiezan a surgir de un lado y de otro y en la mayoría de los casos no suelen ser útiles para nuestro caso en particular. Puesto que como en todo, cada embarazo es distinto y no sirve generalizar ni hacer comparaciones.

Como en muchas de las situaciones que vivimos cada día, cada persona tiene capacidades diferentes para enfrentarse a las cosas, y el embarazo es igual. Lo que para unos resulta un trauma, para otros es algo natural y tranquilo, de ahí que los consejos de terceras personas ayuden para orientarnos un poco y para recibir información, pero nunca para llevarlo como una norma inamovible. Aconsejar está bien, pero en la mayoría de los casos lo que hacen es generar miedos.

Lo mejor es vivir tu propia experiencia y luego poder contarla a los demás. No creas que el parto de tu hermana o de una amiga es representativo o el tuyo será igual, cada caso es distinto y tendrás que estar preparada para el tuyo en particular y centrarte el ello sin más.

Muchos de los consejos eran válidos hace años y ahora las cosas han cambiado, de ahí que madres y abuelas estén un poco obsoletas respecto a los pasos que se siguen ahora en clínicas y hospital, por lo tanto se les puede escuchar pero no tomar al pie de la letra sus experiencias que datan de hace décadas. Igual sucede con los cuidados durante el embarazo y postparto, todo evoluciona y muchos truquillos de abuela ya no sirven de nada.

Por lo tanto, lo mejor para no generar ni tener miedo al parto es orientarte con lo que te diga tu ginecólogo y matrona y preguntar todas las dudas que se te ocurran a ellos, puesto que ellos te darán toda la información de primera mano y de personal objetivo, el cual no tendrá ningún interés en que vayas precavida o con miedos.

Imagen | Ellahoy

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...