Seguimiento del embarazo

Cuando una mujer esté embarazada tiene que tener un seguimiento durante el embarazo que consiste en diversas pruebas para comprobar el desarrollo del feto y sus posibles anomalías. Las pruebas habituales no tienen ningún riesgo para la madre ni el feto.

Las más habituales si todo va correctamente es primeramente el análisis de sangre de la madre para determinar la cantidad de tres sustancias determinadas por lo que se conoce como ‘triple screening’. Ello permite sospechar la posibilidad de que el feto sufra síndrome de Down y algunos defectos del desarrollo de órganos del sistema nervioso.


Ecografías. La primera se efectúa en el mismo periodo que el análisis de sangre principal y permite ver si el feto está en el útero, si hay más de uno, el latido cardíaco y sospechar algunas anomalías del corazón o cromosómicas.

La segunda ecografía se practica a las 18-20 semanas y se observa el crecimiento del feto, su sexo, su posición y la de la placenta, el volumen del líquido de la bolsa de las aguas y la mayoría de posibles malformaciones de diversos órganos.

La tercera ecografía, a las 34-36 semanas, ésta actualmente se puede perfeccionar en tres o cuatro dimensiones.

Imagen | embarazo10

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...