¿Sirve de algo mandar a los niños al rincón de pensar?

Educar a los niños es algo realmente complejo. Hoy queremos hablarte de castigos que no educan, como por ejemplo el clásico de enviar a los pequeños al rincón de pensar.

piojos niños

Mucho ha cambiado la educación en pocas décadas. De hecho, cada vez más el castigo físico está más mal visto -además de ser un delito considerado como tal en la ley-, y mejor el hecho de enseñarles a los niños a cómo comportarse utilizando el diálogo. Sin embargo, todavía quedan resquicios del calvinismo en algunos de esos hábitos que muchos padres dan por buenos a la hora de recriminar algo a los pequeños de la casa. ¿Alguna vez has utilizado el método del rincón de pensar?

¿No sabes de qué hablo? Con el rincón de pensar hago referencia a ese espacio aislado, generalmente con una silla mirando a la pared o en su propia habitación sin poder salir. Ese lugar en el que se supone que el niño debe ir a reflexionar sobre lo que ha hecho mal. Y, los padres, utilizan esta estrategia pensando que realmente funciona. Al fin y al cabo, si piensas como un adulto, tomarte tu tiempo para reflexionar siempre ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva. Pero, ¿sirve a los pequeños el famoso rincón de pensar?

Así es el famoso rincón de pensar para un niño

Varios experimentos llevados a cabo por psicólogos y científicos han abordado el tema del rincón de pensar desde la perspectiva de los más pequeños. Y casi todos han llegado a la misma conclusión. Manda a un niño a un espacio aislado para que piense solo en lo que ha hecho solo sirve para que lo contemple como un castigo. No va a reflexionar sobre el asunto, ni aprenderá a entender dónde está el error de su comportamiento. Es efectivo solamente porque les genera miedo. Y la próxima vez, ante el miedo a volver al rincón de pensar, lo harán distinto. Pero, ¿queremos niños que obedezcan o hagan las cosas bien por miedo?

En realidad, son muchos los estudios que han demostrado que a base de corregir con castigo se obtienen resultados irracionales. De hecho, esas mismas investigaciones se han llevado a cabo en varios grupos de animales y se obtuvieron modificaciones del comportamiento erróneo. Sin embargo, esa modificación no es racional, se hace solo por impulso, para evitar el castigo o la reprimenda. Justo eso es lo que se consigue cuando se manda a los niños al rincón de pensar.

¿Qué deberías hacer para educar a tus hijos?

Ahora bien, teniendo en cuenta todo esto, ¿qué es lo que deberías hacer para corregir sus malos comportamientos sin que ello suponga que no aprendan correctamente las cosas? Pues en realidad, lo ideal es que apostar por hacer con él un recorrido que le lleve realmente a reflexionar. Sin embargo, los niños pequeños no piensan como adultos, y si les dejas solos pensando, solo pensarán en lo lento que pasa todo ese tiempo que se han quedado aislados. Por eso, lo que debes hacer es ayudarle en un primer momento a calmarse, y a partir de ahí, ayudarle a entender lo que ha hecho y por qué está mal. Los pequeños necesitan del apoyo de los padres y es mucho mejor estar a su lado que mandarlos al rincón de pensar. Al menos, si queremos que las enseñanzas que le trasmites se mantengan por mucho más que por miedo.

La educación de los pequeños viene de casa

Precisamente respecto a este mal comportamiento de los pequeños, y a las formas de tratarlo, se ha hablado mucho últimamente. Sobre todo en lo que hace referencia a la educación en casa. Son muchos los docentes que se quejan de que ellos no pueden hacer todo el trabajo. A la escuela se va a aprender. La educación tiene que ser una cuestión que empiece dentro del propio núcleo familiar. No tiene sentido pensar que el pequeño mejorará su comportamiento solo con ir al colegio si no se hace nada para hacerle entender qué hace mal y cómo cambiar las cosas. ¿No te parece?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...