Vive la lactancia sin dudas

Al ser madres y más si le das es pecho pueden surgir dudas e inseguridades, y aunque nos parezca extraño es una sensación placentera y muy fácil. Por ello, muchas mujeres se preguntan si son capaces de producir por ejemplo, suficiente leche para alimentar al bebé, por supuesto que sí, al no ser en raras excepciones.

El apetito del niño es quien regula la alimentación. No hay horarios ni duración preestablecida, la madre es quien se ajusta al reloj del recién nacido. Las tomas se inician cuando el bebé ‘pide’ y con el tiempo, sigue una rutina que la madre poco a poco decide en alguna medida.

Otra de las dudas que puede surgir es si se le da  uno o dos pechos, la realidad es que la mayoría de los lactantes tienen suficiente con un pecho, además se recomienda vaciar por completo el pecho antes de ofrecer el otro, mayormente los bebés satisfechos terminan durmiéndose.

Por otro lado, si nos guiamos por nuestras madres o abuelas, nunca tienen suficiente peso los niños, ellas están acostumbradas a niños rollizos, pero nada que ver con la realidad o lo que dictan los facultativos, ellos indican si tiene suficiente peso con la lactancia o es el momento de acompañarle con un biberón. Además, si notas que hace las cacas blandas es que está bien alimentado.

También la madre que da el pecho al niño puede comer de todo lo que le gusta, es cierto que el bebé puede oler lo que su madre ha comido y como le resulta un olor distinto puede incluso rechazar el pecho. Pero si el niño sigue mamando y acostumbrándose a los distintos olores al final, se acostumbrará.

Además, la experiencia ha demostrado que la madre que come de todo, da lugar a que el bebé aprenda nuevos olores y acepte posteriormente mejor los alimentos porque los conoce por el olor.

Imagen | pequebebes

Más en CentroMujer | Razones para amamantar a tu bebé

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...