Calvin Klein engulle a Tommy Hilfiger

El grupo Phillips-Van Heusen, propietario de Calvin Klein y DKNY entre otras, se ha quedado con Tommy Hilfiger. La firma de moda ya estaba en crisis desde principios de milenio y fue absorvida el 2005 por la empresa Apax. Ni eso la ayudó a salir del bache, pero quizás la cosa cambie con un conglomerado tan potente al mando.

La liquidación del señor Hilfiger empieza a dar resultados. Hace un par de años puso en venta la casa, y consiguió venderla a finales del año pasado. Hace unos meses puso a la venta su empresa, y ahora ya la ha adjudicado. Después de un agónico descenso de ventas – tres millones de euros en nuestro país al cierre del 2008-, parece que Calvin Klein (en realidad, el conglomerado Phillips-Van Heusen, también propietario de DKNY entre otras) se ha apiadado y le ha dado una oportunidad al diseñador. Una muy buena oportunidad, de hecho, porque Tommy Hilfiger podrá seguir al mando de los diseños de una marca que seguirá llevando su nombre. Eso sí, la parte financiera ya hace tiempo que no está a su cargo y así seguirá siendo. ¿Por qué? Os lo resumimos a continuación.

Tommy Hilfiger no desaparece, sólo se traslada

Resulta que Tommy Hilfiger, fundada en 1984, se convirtió en todo un referente del sector durante sus primeros quince años de vida. El año 2000 su cifra de negocio superó los 1.460 millones, pero entonces empezó el declive. Una brutal crisis de ventas obligó a sus dueños a venderla a la empresa Apax en 2005. Y allí ha estado hasta ahora, tomando medidas desesperadas como un acuerdo con Sony BMG para promocionar su ropa con música de fondo. ¿Qué les hizo pensar que escuchando a Michael Jackson dan más ganas de comprar un jersei? A saber, pero muy buenos resultados no dió, a juzgar por las circunstancias actuales. Sea como sea, el control financiero de esta nueva Tommy Hilfiger lo seguirá llevando Fred Gehring, director de Apax, quien además se convertirá en responsable de operaciones internacionales de Phillips-Van Heusen.


Así pues, Calvin Klein ha absorvido a Tommy Hilfiger por 2.200 millones de euros, casi el doble de lo que le costó a Apax años antes. La compañía pretende con esta maniobra reforzar su persencia en Europa y Asia, donde Tommy Hilfiger genera el 65% de su facturación anual. «No se trata tanto de ahorrar, sino de crecer», declaran en la compañía. Y convencen, por lo que parece, porque las acciones de la firma crecieron un 13% en Wall Street despres de la maniobra. Y es que la operación hace prever un grupo de moda con ventas por valor de 4.600 millones de dólares.

En fin, que mientras nosotros nos preocupamos de qué nos pondremos esta primavera-verano, las altas esferas de la moda se engullen las unas a las otras cual tiburones hambrientos de dinero. Mientras sigan llenando los percheros de las tiendas, que hagan lo que quieran. De momento, Tommy Hilfiger participará en abril en la pasarela Mercedes-Benz Fashion México. Así que nosotros seguiremos informando.

Foto: Grafton Street in Dublin, 07/11/2009 (…) por UggBoy (many smiles for the world) en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...