Consejos para sobrevivir a las rebajas

consejos-sobrevivir-rebajas

Para algunas es un regalo del cielo. Para otras es una tentación del infierno. La cuestión es que como cada temporada y, año tras año, las rebajas ya están aquí. En concreto las rebajas de verano, por las que diré que yo nunca he tenido especial predilección.

Y es que como a muchas, mi innata impaciencia hace que arrase con todas las prendas habidas, por haber y alguna más, al principio de la temporada. Por lo que por estas fechas, mi armario está lleno de prendas veraniegas, mi conciencia está llena de arrepentimientos y, mi cuenta corriente ahorrando exclusivamente para las vacaciones.

Pero como una ya tiene alguna que otra experiencia en esto de las compras, las rebajas y los arrepentimientos, voy a exponer alguno de los consejillos que siempre recomiendo en esta época, grabados a fuego por haber pecado yo misma en alguna que otra ocasión:

  • Debes saber antes de caer en posibles tentaciones qué necesitas y cuánto te quieres gastar. Para ello, una buena idea es hacerse una lista con todas las prendas que necesitas y conservar los tickets de compra para tener noción de todo aquello que hemos gastado y en qué.
  • Infórmate bien de todo lo relacionado con las devoluciones de las prendas. Este tema depende únicamente de la política de cada comercio, pero todos están obligados a devolver en caso de estar defectuoso.
  • Ve a las horas del día con menos gente -en la medida de lo posible para cada una, los principios de mañana y las horas de comer suelen ser las mejores-. Y muy importante, no lleves ningún tipo de prisa ya que eso afectará a las posibles compras impulsivas, que muchas de ellas se convierten en posteriores errores.
  • Fíjate en que en las etiquetas de las prendas aparezcan dos precios, uno el de antes y otro el de después de la rebaja. En algunos casos basta con poner el porcentaje sobre el precio rebajado.
  • Si un establecimiento admite devoluciones durante toda la temporada, también habrá de hacerlo en época de rebajas. De lo contrario, deberá advertirlo explícitamente (mediante letreros, por ejemplo).
  • Aprovecha esta época para comprar ropa que te sirva para la temporada siguiente. Esto es muy fácil si sigues o te informas de las líneas generales de lo que se llevarán la próxima temporada (o preguntarnos a nosotras, que te ayudaremos ante cualquier duda). También puedes hacerte con distintas prendas que son básicas en cualquier temporada del año.
  • Guarda el ticket de compra, ya que es necesario para cualquier posible reclamación. También deberías guardar cualquier tipo de publicidad realizada por el comerciante, porque tiene valor de contrato y sus compromisos pueden ser exigidos por esta vía.

A partir de estos pequeños consejillos, sólo desearos mucha suerte con las rebajas, que compréis mucho y gastéis muy poco. Y que luego, nos lo contéis para ayudarnos entre todas a optimizar nuestro armario… y nuestro bolsillo.

Imagen | flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...