Evita que tu bolso pese demasiado

Los expertos nos aconsejan que no llevemos bolsos demasiado grandes, que cambiemos la posición del bolso a menudo y que evitemos llevar demasiado peso.

Los bolsos no deben pesar demasiado

¿Sabías que llevar demasiado peso en el bolso puede perjudicarnos mucho la espalda? Pero no solo la espalda, claro está, los hombros, los brazos, las muñecas y las manos pueden verse perjudicadas por llevar exceso de peso en el bolso o por llevarlo de forma inadecuada. Personalmente cada día que tengo que salir de casa pienso lo mismo, mi bolso pesa demasiado y por más que intento quitar objetos para evitar que pese tanto, al final, siempre me acaba pesando.

Y no porque me meta el secador o las planchas del pelo en el bolso, ni el perfume, ni los cosméticos, pero es curioso que mi bolso siempre acaba siendo un ‘porta meriendas’, el ‘porta agua’ y una especie de comodín para todo lo que no queremos o no quieren llevar nuestros hijos en la mano. Y es que es fácil encontrarse princesas, príncipes, ‘pitufos’, pequeñas libretas, algún bolígrafo y hasta colores. Vamos que mi bolso bien podría ser la mochila del colegio, pero no, es mi bolso y a todo eso le tenemos que añadir la cartera, las llaves y todo aquello que solemos llevar nosotras, que no es poco.

A veces pienso si es necesario todo lo que llevamos, pero por más que intento reducir, suelo acabar con un super bolso, eso sí de bandolera que así no sufre tanto la espalda o una mochila, que es lo que recomiendan los especialistas para evitar que el peso recaiga de mala manera en la espalda, los brazos o las manos. Y es que hay diferentes tipos de bolsos, algunos más cómodos, otros muy grandes y otros más bonitos pero poco prácticos. Por ejemplo los conocidos con el nombre de ‘Tote‘ son bolsos con los que hay que tener cuidado, ya que caben muchas cosas, pero acaban pesando demasiado y es que hay mujeres que pueden llegar a llevar hasta 10 kilos de peso en el bolso.

Luego encontraremos los bolsos conocidos como ‘Satchel‘ que son muy bonitos y decorativos y, además, están de moda, pero tienen un gran problema: si pesan podemos correr el riesgo de padecer ‘epicondilitis‘, ya que el bolso acaba recayendo en el antebrazo y el peso nos puede provocar este tipo de lesiones. Después tenemos los bolsos ‘Cluth‘, muy nonos, ideales porque desde luego no te pesarán, pero no son nada prácticos porque no cabe casi nada.

Los ideales, según los expertos son los de bandolera, porque puedes repartir la carga, pero eso sí, la tira en la que se apoya el bolso en el hombro es mejor que esté acolchada y que sea un poco más ancha para facilitar que el peso quede bien repartido. Así que, si no queremos padecer lesiones a causa de bolsos pesados, debemos considerar llevar un bolso algo más pequeño para evitar sobrecargarlo y debemos intentar que el bolso pese menos de un kilo.

Por otro lado, debemos cambiar la posición del bolso de un brazo al otro, de una mano a la otra o de un hombro al otro cada cierto tiempo, unos quince minutos sería suficiente. Por último,  si tenemos que pasar el día fuera y el bolso va a ser nuestro compañero de viaje podemos tomar la opción de los bolsos mochila, sobre todo aquellos que se quedan bien sujetos a la espalda, de esta manera cuidaremos nuestra espalda e iremos más cómodas con los brazos y las manos libres. ¿Qué tipo de bolso es tú favorito? ¿Sientes que tú bolso siempre pesa demasiado? ¿Qué otras soluciones añadirías?

Fuente | abc.es

Foto |  xubangwen

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...