Jane Birkin no quiere que el bolso de Hermès lleve ya su nombre

Las malas prácticas con las pieles han llevado a Jane Birkin a solicitar a la firma de moda Hermès que deje de utilizar su nombre para su icónico modelo.

ACCESORIOS MODA

Cuando un accesorio de moda adquiere el nivel de fama y éxito que tiene en la actualidad el modelo Birkin de Hermès, toda noticia relacionada con él puede convertirse en un verdadero viral que genere opiniones a favor y en contra. En realidad, el que es uno de los más clásicos bolsos de la firma de lujo parece no estar pasando por su mejor momento. No se trata de nada relacionado con la crisis, aún pese a que sus modelos más exclusivos pueden llegar a alcanzar precios récord de hasta 150.000 dólares. Se trata más bien de una crisis de personalidad creada por la actriz de la que tomó el nombre para bautizarse.

Para aquellas que no estéis demasiado puestas en firmas de lujo os cuento que Jane Birkin es en realidad una actriz británica de la que Hermès tomó su apellido cuando lanzó el famoso modelo de bolso. Desde hace ahora 31 años, nunca se habían producido problemas y ese nombre adquirió más y más valor hasta llegar a nuestra década. Actualmente, nadie pensaría en que ese icónico accesorio pudiese tener un bautizo nuevo con 30 años. Sería casi inadmisible, como renunciar a toda la tradición de un clásico. Pero eso es precisamente lo que ha solicitado Jane Birkin por escrito a la firma.

La reacción de la cantante y actriz británica no responde a ningún capricho sino a las publicaciones relacionadas con las prácticas que se llevan a cabo para producir el famoso bolso Birkin. Según un último informe, el problema estaría en una de las empresas que suministran a Hermès la piel para fabrciarlos. Ésta se encuentra en Texas y ha sido acusada de utilizar técnicas crueles para desprender a los animales de sus pieles causándoles un dolor innecesario. Es más, según algunos ecologistas, en la fábrica estarían atormentando a los animales estando aún conscientes, algo que está perseguido y que se pretende erradicar en la industria de la moda. Hace poco Zara renunció al uso de la piel de angora por las presiones de PETA, y parece que detrás del asunto de Hermès también están ellos.

PETA es una asociación que defiende a los animales y que pretende fomentar entre las marcas de moda el uso de técnicas que no les perjudiquen para el decoro en las prendas de vestir. Han conseguido hasta ahora muchos logros, y son muchas las firmas que se han sumado a sus manifiestos consiguiendo que el mundo de lo fashion deje de estar relacionado, en buena parte, con las torturas a los animales. Sin embargo, cuando una marca no toma nota, las manifestaciones y mala imagen que se da en los medios es tal que no será la primera vez que se echen atrás decisiones del más alto nivel directivo. Quizás en el caso de Hermès la doble presión que está sufriendo y que le obligaría a rebautizar a Birkin le haga cambiar de idea con respecto a la fábrica que es su proveedor y en la que se concentra el problema.

Hay que recordar que el coste del bolso Birkin, uno de los más exclusivos de la marca de lujo, tiene ese precio desorbitado porque se crea con piel de cocodrilo. Esa granja que ha sido acusada de maltrato animal es precisamente un criadero de estos reptiles. Las asociaciones denuncian que los cocodrilos están conscientes mientras se les arranca la piel que luego hará ese bolso por el que muchas famosas se pelean en los escaparates. Jane Birkin no quiere tener nada que ver con el asunto, y reconoce que solo ahora ha alzado la voz pidiendo que ese bolso deje de llamarse como ella porque solo ahora conoce el hecho en sí mismo.

Veremos en qué acaba el asunto, pero desde luego, tras las duras acusaciones y sabiendo que de por sí ya se necesitan tres cocodrilos para hacer uno solo de estos bolsos Birkin, a Hermès le costará mucho trabajo mejorar la mala imagen que acaban de transmitir. Es más, dudo mucho que todas las famosas con mucho dinero que acudían a su tienda de manera habitual y se preocupan por los derechos de los animales lo sigan haciendo. Eso se traduciría en una caída de las ventas, pero lo que es peor, en una mala imagen que puede arruinar a cualquier imperio. Incluso al de Hermès. ¿Crees que rectificarán o de verdad el 2015 será el fin del bolso Birkin?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...