La increíble semana de la moda neoyorquina: sus propuestas para el verano 2009

La Mercedes-Benz New York Fashion Week, llevada a cabo entre el 5 y el 12 de septiembre, es una de las pasarelas más importantes del mundo. En esta ocasión mostró infinitos desfiles, de prestigiosos diseñadores y exclusivas firmas, que propusieron lo que se viene para la temporada primavera-verano 2009. Glamour, sofisticación y elegancia, se conjugaron con opciones más urbanas, en las que el color y los estampados fueron, en su mayoría, protagonistas. ¿Quieres saber lo que se viene?

(Proenza Schouler, Diane Von Furstenberg y Carolina Herrera, con sus propuestas para el verano 2009)

El pasado 5 de septiembre comenzó una de las pasarelas de moda más importantes de la industria de la moda, la Mercedes-Benz New York Fashion Week, la cual dicta qué es lo que se viene para la temporada primavera-verano 2009 a nivel mundial. Las firmas más emblemáticas, que se han presentado hasta el día 12, han mostrado interesantes propuestas, que auguran un futuro más glamoroso.

Múltiples desfiles se dieron lugar en la ciudad más cosmopolita del mundo. En todos ellos predominaron los estampados, los colores, la comodidad de la prendas, siendo lo urbano vital en casi todas ellas. Entérate aquí qué se avecina.

Una de las cosas de la que ha sido testigo la Gran Manzana, fueron los festejos de importantes marcas, como los de Calvin Klein (por sus cuarentas años en la moda), Donna Karan (por su veintes años de vida de su línea DKNY) y Betsey Johnson (por sus tres décadas de existencia).


Por su parte, la firma Clavin Klein (la cual hace ya un lustro que no pertenece al diseñador neoyorquino), ha cumplido cuatro décadas en el universo fashion, cuyo festejo fue propuesto por el nuevo dueño de la marca, Phillips-Van Heusen, y realizado el domingo pasado, en el High Line de Nueva York.

Donna Karan presentó la nueva colección de su línea DKNY (fotos) -la cual es la más urbana de su empresa-, y con la misma hizo como una vuelta a los comienzos de la línea, a mediados de los 80, pero actualizando los diseños a este siglo. Se vieron modelos sportwear, con prendas amplias y muy cómodas; desde vestidos, minifaldas, jeans, parkas hasta túnicas con capucha (todo muy colorido y alguna ropa con estampados), acompañados todos los modelos con zapatillas.

La diseñadora Rachel Roy (de origen indio) inauguró la pasarela en un desfile fuera del circuito, a modo de avance. En él mostró su ropa siempre elegante, a la vez que sencilla, en una paleta de colores muy neutral. Destacaron de su pasada los zapatos, los cuales creó junto al genial, y exclusivísimo, Manolo Blahnik.

Pero además de los creativos estadounidenses (como Michael Kors, entre muchos otros), estuvieron destacadísimos diseñadores internacionales, que mostraron aquí una versión diferente del vestir a nivel mundial, como Custo Barcelona (el único español presente), el peruano Sergio Dávila (quien hizo su debut el 8 de septiembre), el brasileño Carlos Miele, la oriental Anna Sui, el dominicano Oscar de la Renta (aunque se ha nacionalizado estadounidense).

Pero además, mostraron sus exclusivas creaciones estos prestigiosas firmas Vera Wang, Ralph Lauren, Alexander Wang, Rag & Bone (marca conformada por los británicos Marcus Wainwright y David Neville), Isaac Mizrahi, Halston (marca que diseña Marco Zanini), Rodarte (formada por Kate y Laura Mulleavy), la sofisticada firma Marchesa (de la que está a cargo de los diseños Georgina Chapman), Lacoste, Diesel, entre muchos otras.

Quienes dieron inicio a los desfiles oficiales, han sido el tunecino Max Azria, con su línea BCBG Max Azria (fotos de abajo), y las firmas estadounidenses Nicole Miller y Perry Ellis, entre otras. Max Azria presentó tres colecciones, la de su línea BCBG -una línea joven y de precios más asequibles-, la de Max Azria Collection y la de Hervé Léger.

Para su primera marca tomó de inspiración la figura de Hillary Clinton, en la cual el poder y el compromiso sobresalen. Es así que predominó el color gris, tanto en vestidos, monos, pantalones, chaquetas, el vestido camiseta, etc. Aunque también hubo colores fuertes, como cereza, naranja, azul, turquesa, etc., en vestidos desestructurados.

En sus diseños no vale lo clásico, siendo sus cortes poco comunes, los cuales hacen que la prenda tome otra forma. Eso sí, destacan por ser piezas cómodas, fáciles de llevar y por ser portadoras de una simple sofisticación.

En cuanto a su marca Hervé Legar (fotos de arriba), mostró vestidos más cortos y pegados al cuerpo, otros largos también ajustados a la figura femenina que busca destacar en una fiesta de lujo. Con tacones y mini carteras de mano, lo único importante ha sido la silueta refinada, en la que la sensualidad salió por los poros. En cuanto a los bañadores, éstos formaron casi una segunda piel, como sus vestidos, y se caracterizaron por tener líneas simples que envuelven al cuerpo, en colores claros.

La genial diseñadora Diane Von Furstenberg presentó una colección de amplios vestidos (fotos), todos con estampados muy coloridos, desde florados, para el día, hasta otros con rayas y brillosos, para la noche. También faldas, nada ajustadas, túnicas y pantalones tipo árabe. El color, así como la comodidad, ha sido primordial. El estilo hippie estuvo presente con un look mucho más moderno, romántico y femenino.

Otra exclusiva firma que se hizo presente ha sido Proenza Schouler (fotos, compuesta por los diseñadores Lazaro Hernandez y Jack McCollough), la cual en blanco y negro (a veces mezclados) pintó monos, pantalones y blazerz o trenchs de formas muy marcadas, sobre todo en los hombros. Todo muy años ochenta. También resaltaron otros colores, unos tonos metalizados (bien para las horas nocturnas), también el verde, el rojo (en bocas, zapatos y guantes), beige, amarillo.

Siluetas lánguidas, algunas en tejidos high-tech, han roto con las líneas simples, dejando lugar a estas más monótonas. Se han visto pantalones baggy harem, túnicas, trajes de chaqueta (con aires futuristas); siendo protagonistas las cremalleras en el frente de los abrigos de verano y blazers de novedosas formas.

Uno de los creativos más talentosos y admirados en este mundillo es Marc Jacobs (fotos de abajo), quien nuevamente logró sorprender. La colección bien se puede resumir como ecléctica y extravagante. En ella los modelos han sido a simple vista raros, mientras que otros plasmaron una marcada silueta muy a lo Mary Poppins. Muchas prendas mezclaron en sí mismas estampados, otras simples y clásicas se mixturaron con otras más estrambóticas logrando un collage de telas muy atrevido.

Hubo metalizados, bordados, tejidos étnicos, drapeados, y mucho color, en una tonalidad bastante oscura; también se vieron sombreros y pañuelos para la cabeza, destacados brazaletes y collares, y carteras de mano medianas y carteras con tiras largas. Todo lo fusionó para crear algo distinto.

La venezolana Carolina Herrera (fotos, quien como adelanto dijo que su colección será más exclusiva que nunca), de las tijeras más exclusivas de todo el mundo, presentó su sofisticada colección para la próxima temporada estival. En ella sobresalieron los volantes, tanto en mangas, cuellos como en hombros, pechos y ruedos. Además, sus piezas llevaban algunas aplicaciones de piedras de colores y bordados de flores. Se vieron vestidos largos, de cóctel, faldas y unos pocos pantalones.

Por último, podemos destacar el debut que hizo la ex Spice Girl, Victoria Beckham. Para su primera colección se asoció con el diseñador francés Roland Mouret, y como resultado se pudo ver una línea de vestidos de edición limitada, con el nombre provisional de Little Black Dress. Esas piezas, realizadas en tejido de algodón, gasas y sedas -con algunos adornos bordados en canutillos y bordados de la India-, destacaron por adaptarse y ajustarse al cuerpo femenino.

Fuente: Trendencias

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...