Manolo Blahnik: dueño de las mejores creaciones para los pies femeninos

Este diseñador de zapatos es de los más exclusivos que hay en el universo de la moda, y por un par de sus creaciones mujeres de todo el globo darían la vida. Sinónimos de sofisticación y lujo, féminas famosas y anónimas (pero con dinero) quieren tener cualquiera de esos diseños estrambóticos, elegantes, glamourosos que se destacan como los más bellos del mercado. Conocidos a nivel popular como Manolos por la serie estadounidense “Sex and the city”, en la que su personaje principal, interpretado por Sarah Jessica Parker, los consideraba como lo mejor para hacer su camino más divertido.

Desde famosas del espectáculo (como cantantes, actrices o modelos) hasta aristócratas y millonarias son capaces de gastar una fortuna (desde 1.100 hasta más de 6.000 euros) por conseguir uno de los originales modelos del artista español. Creador de zapatos bajos hasta otros con altísimos tacones, que rondan los 20 centímetros (siendo estos últimos los más famosos y codiciados), Manolo Blahnik ha sabido innovar con este objeto de deseo femenino por excelencia. Pero ¿a qué se debe este fenómeno Blahnik? es que estas increíbles piezas son una mezcla de femineidad y fantasía, por lo que según su propio inventor logra que las mujeres que los llevan se sientan «sexys, provocativas y glamourosas” (el sueño de todas).

El hecho de que tener un par de Manolos sea toda una aventura la cual vale la pena vivir (las clientas solicitan sus zapatos y pueden pasar varios meses hasta poseerlos, formando parte de enormes listas) se debe al proceso de fabricación artesanal y minucioso al cual son sometidos. Primero, el creador hace el diseño en el papel, después esa idea pasa a un pedazo de madera, de donde surge un molde de plástico en el que el creador pinta, recorta y pega mezclando texturas, colores y materiales de todo tipo (sedas, satenes y pieles), y por último, el prototipo se destina a la fábrica en Parabiago (Italia), donde pasa por 50 procesos de producción. Es por ello que por día sólo se confeccionan 80 pares. Además, otra de las cuestiones que los hacen zapatos únicos es que no siguen las tendencias de moda, sino la intuición artística de su innovador, la cual se basa en un perfecto equilibrio entre técnica y estética (buen ojo para el color y para la colocación de los adornos en el acabado).



Manolo Blahnik nació en 1942 en Santa Cruz de Tenerife (España), siendo hijo de padre checo y madre española, quienes tenían en la isla canaria de Santa Cruz de la Palma una plantación de plátanos. Hoy este diseñador, quien desde un principio trabajó con su hermana Evangelina Hüsebus -quien está a cargo de una de sus tiendas- se encuentra afincado en Londres. Estudió Literatura y Derecho en la Universidad de Ginebra y Arte en la Escuela del Louvre de París. Pero en 1960, durante unas vacaciones con amigos en Francia, descubrió la ciudad de París adonde se fue a vivir en 1968, por lo que abandonó sus estudios. Allí comenzó a trabajar en una boutique llamada Go. En 1970 se instaló en Londres, donde consiguió trabajo como fotógrafo en el Sunday Times. Al poco tiempo viajó a New York donde, por medio de Paloma Picasso, conoció en 1971 a Diana Vreeland, editora de la Vogue estadounidense, quien vio los dotes de éste como diseñador de zapatos. Volvió a Londres, donde empezó a diseñar zapatos para Ossie Clark y más tarde trabajó para la marca de zapato Fiorucci. En 1973, y gracias a lo aprendido en ambas labores, fundó su propia tienda, llamada Zapata. Este pequeño lugar estaba ubicado detrás de King’s Road, lugar donde se encuentra en la actualidad, aunque con el nombre de su propietario.

Más allá de su increíble talento para crear novedosos zapatos, Manolo es un amante del arte, admira la obra del pintor español Francisco de Zurbarán (1598–1664), y es un aficionado de la fotografía y de los dibujos de Cecil Beaton; también gran admirador del cine italiano (su director favorito es Luchino Visconti).

Los famosos hablan de él

Quienes probaron andar con unos Manolos, no han podido obviar decir algunas bellas palabras con respecto al caminar tan perfecto por el que las suele llevar este calzado. Por ejemplo, Paloma Picasso ha comentado sentirse “desnuda” si no lleva alguno de los Manolos; Victoria Adams (la mujer del astro del fútbol inglés, David Beckham), dijo que lo primero que rescataría de su casa en llamas serían sus “Manolos” y la cantante Madonna consideró a estas piezas “mejores que el sexo”. Sandra Bernhard dijo que sus “sus zapatos son muy enrevesados” y que “El zapato mismo parece una mujer”, mientras que el diseñador norteamericano Isaac Mizrahi comentó que Blahnik “Es un genio como Benjamín Franklin o Isaac Newton. Caigo a sus pies y adoro su templo”. Exagerados, pensarán muchas; pero hay que saber interpretar lo que son unos buenos zapatos, a los que unas pocas privilegiadas pueden acceder. Por su parte, el propio creador de estos admirados objetos de deseo, ha explicado que el éxito “Se trata de hacer las cosas lo mejor que puedes y de escoger los mejores materiales, luego hay que poner estos materiales en el lugar adecuado para evitar una falta de armonía aquí y otra allá… Hay que saber lo que le gusta a la gente”.

Además, otra de las cosas que destacan a esta (relativa) pequeña empresa es que su dueño no se dejó tentar por la expansión de su compañía para convertirla en una marca global. El negocio de Blahnik está conformado por una tienda en Londres (la primera desde sus comienzos) y otra en Nueva York; mientras que sus productos se venden en cinco boutiques en Japón, dos en Francia, en Alemania y en Australia, y una en Hong Kong y Milán. Pero además del reconocimiento de la gente, este diseñador obtuvo el del ámbito fashion, a través de muchos premios y honores a lo largo de su carrera, que ya lleva más de 30 años. Por último, en el año 2003 Blahnik el Museo de Diseño de Londres le dedicó una exposición retrospectiva sobre su obra, por lo que se convirtió en el primer diseñador de zapatos al que le han hecho semejante honor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...