Milán llena de color su pasarela de la moda

Una explosión de color es lo que nos espera para la próxima temporada primavera-verano. Así lo hemos podido ver en las propuestas que los diseñadores de moda más conocidos han subido a la pasarela de Milán, donde cada uno a presentado sus colecciones Primavera-Verano 2013 en la semana de la moda milanesa. Un desfile fiel reflejo de «para gustos, los colores».

Una explosión de color es lo que nos espera para la próxima temporada primavera-verano. Así lo hemos podido ver en las propuestas que los diseñadores de moda más conocidos han subido a la pasarela de Milán, donde cada uno a presentado sus colecciones Primavera-Verano 2013 en la semana de la moda milanesa. Un desfile fiel reflejo de «para gustos, los colores».

Un sinfín de tonalidades han inundado esta pasarela de la mano de Fandi y su «color block» – esa especie de puzzle de colores que componen los conjuntos sin necesidad de seguir la gama tonal – así como el abanico de colores flúor que Cavalli desplegó sobre las tablas, pero sin olvidar sus estampados animales. Gucci también arriesga con una mezcla de elegancia y viveza visual en sus confecciones. La excepción que confirma la regla la encontramos en Jil Sanders y Armani, cuyas principales bazas se sustentan en el minimalismo, con líneas finas y tonalidades neutras y terracotas. Una tendencia respaldada por Prada con tonos nude y el binomio blanco y negro dominando sus diseños, aunque también hay algún hueco para algunos verdes y rojos.

Sin duda, el cuerpo de la mujer es el auténtico protagonista en las nuevas colecciones, quien se alía con la moda para realzar la totalidad de la figura femenina. No importa cual sea tu punto fuerte, están todos recogidos en las diversas propuestas presentadas. De esta forma, Dolce&Gabanna apuestan por la cintura, con diseños de talles marcados con aires cincuenteros, donde tienen cavidad multitud de modelos de vestidos de dos piezas, shorts, camisolas y toreras, mini faldas llenos de colores. En cambio, en el lado opuesto, encontramos a Marni, ha optado por la holgura como emblema en sus propuestas para la próxima temporada estival, combinada con una infinidad de cuadros, cuero y pailletes.

Oriente también ha estado muy presente en la Semana de la Moda de Milán, aunque desde perspectivas contrarias. De este modo, la opulencia oriental ha estado protagonizada por los diseños de Emilio Pucci, los cuales han llegado repletos de dibujos y bordados de inspiración asiática mientras juega con las transparencias y la suavidad de la seda. Sin embargo, Miuccia Prada optaba por líneas más sobrias y la sencillez como máximo exponente en sus patronajes se aires orientales. La nota singular la aportaba Etra, quien combinaba los diseños asiáticos con el efecto caleidoscÃópico, dándole así dinamismo a su colección.

Entre esta gran variedad no podía faltar uno de los triunfadores en las últimas tendencias: el maximalismo, el cual toma el control de los complementos con bolsos grandes a juego con carteras, colgantes y pulseras, que logran el tándem perfecto con aquellas líneas más minimalistas o incluso de un estampado floral. Seguro que más de una está deseando que pase la lluvia y el frío para poder disfrutar de estas propuestas con vida propia.

Fuente: Chance (Europapress)

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...