No sin mi chaqueta de cuero

no-sin-mi-chaqueta-de-cuero

La chaqueta o cazadora de cuero es una prenda que vuelve una y otra. Y si todavía no tienes una en tu fondo de armario porque no sabes como combinarla, presta atención a estos consejos que te despejarán dudas.

Seguramente que nunca sabes si es una prenda de entretiempo o de invierno, y la realidad es que no hay un criterio marcado para ello, pero si se sabe que es acta para todo el mundo.

La cazadora o chaqueta perfecta es la más simple y sobria de todas y con líneas sencillas. Ni largos estilo Matrix ni las super cargadas de chapitas o pinchos y tampoco las que tengan algún emblema rockero. No las busques recargadas.

El color, apuesta por los tonos seguros como el negro, el camel, ahora tan de moda, o el marrón. Tiene que ser flexible, estrecha y, sobre todo, corta. Si te declinas por el tono negro, intenta que tenga ese toque gastado o viejo.

También tienes que tener en cuenta cómo es tu silueta para saber que prenda te sienta mejor.

Si estás un poco rellenita, las tienes en tallas grandes y si es con un corte recto, sentará mejor que los cortes anchos y para darle ese toque de feminidad, aconsejable dejar la parte superior siempre entreabierta para insinuar el pecho.

Para las bajitas debe ser corta ya que si es larga, la sensación de ser más bajita será mayor. Las más menudas, aparte de corta, hay que comprarla más estrecha. Y también tenemos algunos michelines, la mejor opción es la de cintura entallada. Y para las altas significa que tus brazos posiblemente también son largos, por lo tanto puedes permitirte una chaqueta con mangas un poco anchas. La ideal, el estilo motera.

La chaqueta de cuero aunque tiene toques masculinos, no podemos olvidar que tenemos que ponerle el toque femenino. Por lo tanto hay que combinar el look  para suavizar la prenda, por ejemplo el look ideal sería: unos tejanos, unos botines, una camiseta blanca de algodón, un bolso XXL, y unas Rayban aviator.

Claro que para citas más formales puedes ponértela con un vestido bucólico o un corpiño negro. En cuanto a la longitud, el límite está en las rodillas.

Imagen | Apuracreacion

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...