Óscar de la Renta: el diseñador latinoamericano que conquistó la alta costura

El glamour, la sofisticación y la elegancia confluyen de forma magistral en cada diseño de este modisto dominicano, uno de los pocos latinoamericanos que logró llegar a la cima del diseño de modas (como la venezolana Carolina Herrera, etc.). Se convirtió, a fuerza de talento en uno de los grandes nombres de la alta costura internacional, quien desde que logró consolidarse se ha mantenido en activo con la misma creatividad de siempre. Su ropa tiene calidad y en ella se destaca la femineidad de cada diseño, por lo que llegó a convertirse en un objeto de deseo para mieles de mujeres de todo el mundo, porque con una pieza de Oscar la mujer adquiere una belleza más allá de sí misma. Anónimas o famosas mueren por vestir, aunque sea una sola vez, un vestido de Óscar de la Renta. Un buen ejemplo de lo que significa llevar algo suyo fue bien manifestado en un capítulo de la exitosa serie estadounidense “Sex and the city” (cuya adaptación al cine ya fue estrenada en Londres, Berlín y New York en mayo de 2008), en la que su personaje central, Carrie Bradsahw (interpretado por Sarah Jessica parker), viste con suma alegría un bello vestido de este diseñador, el cual le fue regalado por su pareja de entonces. Otra fanática del modisto es la editora de moda de la edición estadounidense de Vogue, Anna Wintour, quien lleva siempre algún modelo suyo.

Pero Óscar de la Renta no limitó su talento a hacer moda, sino que amplió su creatividad a la formación de un imperio del universo fashion, trabajando en muchas áreas del diseño, que incluye desde ropa, accesorios, perfumes hasta muebles.

Nació en Santo Domingo el 22 de julio de 1932, pero en 1971 adquirió la ciudadanía estadounidense. En 1967 se casó con Françoise Langlade (quien en ese entonces era editora de moda de la revista Vogue, de la edición de Francia, lo cual lo ayudó para ser considerado en su carrera). Sin embargo, en la década del ochenta el matrimonio se separó, por lo que al poco tiempo Óscar se casó con Anne France Engelhard, su actual mujer, con quien adoptó un niño dominicano llamado Moisés.


A los 18 años se trasladó a Madrid con el objetivo de estudiar pintura en la Academia de San Fernando, sin embargo allí descubrió su verdadera vocación, el diseño de moda. Sus comienzos en este mundillo fueron con uno de los grandes del universo fashion, Balenciaga, quien supo como pocos hacer arte con sus creaciones de ropa. Incluso, Óscar de la Renta es considerado uno de sus mejores discípulos. Para comienzos de los años sesenta (en 1961) pasó a trabajar con otro grande, Antonio Castillo, quien lo contrató como asistente de costura en la casa Lanvin en París, Francia. En la capital francesa estuvo dos años, y de allí partió a la ciudad de Nueva York, donde comenzó a colaborar con Elizabeth Arden, otra destacada diseñadora, quien le ofreció desarrollar su talento como diseñador de alta costura y confección de su casa, de la cual también llegó a ocuparse del sector Belleza. Aquí estuvo desde 1963 hasta 1965, año en que pasó a trabajar bajo el mando de la diseñadora estadounidense Jane Derby. A ésta la tuvo que reemplazar cuando falleció, y teniendo como base a esta casa de modas, el dominicano creó su propia firma en 1966, que con el tiempo llegó a transformarse en uno de los imperios más influyentes de la moda a nivel mundial, compuesto por ropa -de mujer y hombre-, accesorios, perfumes, entre otros productos.

Al poco tiempo presentó su propia colección, y desde entonces logra sorprender cada temporada con los diseños más exclusivos y sofisticados que alguien pueda crear. Asimismo, supo consolidarse entre las más exclusivas firmas de moda de todo el mundo; y de esta manera, logró que sus boutiques estén presentes en la mayoría de los países del mundo. En 1977, forjando de a poco su imperio, lanzó al mercado Oscar, su primera fragancia para la mujer. Con los años también se dedicó a crear perfumes para los hombres, como Lui (1980) y el famoso Oscar for men (salió a la venta a fines de la década del noventa); también están las fragancias exclusivas Volupt y So. Desde 1981, y durante cuatro años, trabajó en el diseño de un uniforme para los Boy Scouts of America. En el año 1993 Óscar de la Renta se convirtió en el primer latinoamericano en diseñar para una empresa francesa, la prestigiosa firma Pierre Balmain.

A comienzos del nuevo milenio (en 2001) el creativo dominicano debutó con su propia colección de accesorios, que incluye bolsos, cinturones y zapatos. En cuanto a sus diseños para los hombres, se incluyen estos productos licenciados o registrados: calcetería, abrigos deportivos, trajes, pantalones y una línea de ropa deportiva, que puso a la venta en América latina. Pero su maison abarca otros miles de productos, como cosméticos, gafas, fragancias, pieles, joyería, bufandas y ropa para dormir; además, en 2002, el diseñador debutó con una colección de muebles y colección de fragancias de hogar.

Tal ha sido su talento como diseñador y empresario, que durante sus más de 40 años de carrera ha logrado numerosos premios: obtuvo el CFDA (Council of Fashion Designers of America) al Diseñador del Año 2000, el Premio Leyenda Viviente, dos premios Críticos Americanos de Moda Coty y, en España, recibió en el 2002 el popular premio Aguja de Oro. También ocupó cargos importantes, al haber sido elegido dos veces Presidente del Consejo de Diseñadores de América en las décadas del 70 y del 80. Una gloria de la moda que no sabe de limitaciones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...