Rolex. Símbolo de lujo y status.

Hablar de relojes es hablar de Rolex. Al menos esa es la asociación que aparece en mi mente quizá hasta inconscientemente. Es que la marca de la “coronita”, supo muy bien desde sus inicios, manejar su imagen y posicionarse como “el referente” en relojería fina.

Sinónimo de buen gusto y representativo de riqueza y poder, nació gracias al alemán Hans Wilsdorf, gran visionario, que quizá nunca se imaginó la magnitud que iba a adquirir su gran invento.

Foto angie.doyle en Flickr

Una vez instalado en Londres, se asocia junto con su amigo, e instalan la primera fábrica llamada “Wilsdorf & Davis”. Tercerizaron el trabajo, dándoles a una manufacturera suiza el privilegio de fabricar lo que fueran las máquinas de estas piezas de arte y la caja se las encargaron a una empresa inglesa.

Desde el primer momento Wilsdorf, tuvo bien en claro cuál sería su mercado: la clase alta europea, con la intención de imponerlo en el mercado como reloj de primera clase (firts class).

Las primeras 200 piezas, fueron todo un éxito, la clave de este logro estaban en la elegancia de su diseño. Ya desde esas primeras piezas, el precio era elevado, pero esto lejos de ser un problema para la elite europea, quienes eran los que adquirían el producto, era un símbolo de status.

Rolex Oyster

Foto de gilligguy en Flickr

Viendo su creador el gran éxito de estas primeras piezas, recurre a metales preciosos como la plata inglesa y el oro para incorporarlos en las próximas unidades que se diseñarían.

La presentación de sus productos en la Feria de Basilea, en el año 1.906, lo llevó a la fama y al reconocimiento mundial. En 1.910, sus relojes fueron reconocidos por el Bureau Officiel de Viena como excelentes.

En 1.914, obtiene el certificado de cronómetro, otorgado por el observatorio de Londres, luego de haber sido sometido a rigurosas pruebas de precisión. En 1.920, Hans Wilsdorf, decide cambiar el nombre de sus relojes “Wilsdorf & Davis”, por el de Rolex, nombre que llevan actualmente, mucho más simple, corto y que sería fácil de pronunciar en todos los idiomas, ¡ acertada decisión la de Wilsdorf ,digna de un experto en marketing!.

Rolex Master Oyster

Foto de yellowbrother en Flickr

Debido a que el gobierno británico comienza a restringir las importaciones, y grabar las exportaciones con elevados impuestos, Wilsdorf, decide trasladarse a Suiza, en donde ya tenía sus oficinas, para expandir su producción.

En 1.926, comienza a crear su próxima generación de Rolex, los OYSTER (ostras), que fue el primer reloj pulsera hermético del mundo. Reloj reconocido mundialmente como apto para la práctica de buceo, luego que una nadadora cruzara el canal de la mancha llevando en su muñeca un Rolex OYSTER, y que el Dayle Mail de Londres publicara este acontecimiento en su primera plana.

Este ejemplar empieza a ser adquirido por las mayores joyerías del mundo, comenzando aquí una nueva etapa de prosperidad para la marca.

Hoy Rolex S.A., además de ser la marca más famosa de relojes, es la de mayor stock, ya que produce más de 2.000 unidades al día. Posee varias líneas, desde los elegantes hasta los deportivos.

La principal característica en su fabricación, es que todos los relojes son realizados a mano por trabajadores con un monóculo, indispensable para detectar cualquier brizna de polvo. El mecanismo de cada reloj debe ser exacto y no debe retrasarse más de 4 segundos al día. La mayoría de las 230 piezas del mecanismo de un reloj están pulidas o decoradas a mano. Seguramente a estas normas de calidad se debe también el secreto de su éxito.

Desde su creación, ROLEX sólo ha conocido tres dueños y la misma estrategia se ha conservado a lo largo de estos tres reinados. Sin embargo, desde 1.992, la producción Europea se estanca y, después de haber sido durante mucho tiempo el monopolio de la Relojería de Lujo, ROLEX debe ahora hacer frente a una competencia importante, mucho más fuerte y mejor equipada, sobre todo desde la llegada de dos grandes al mercado: Breitling y Tag Heuer.

Uno de los últimos modelos salidos al mercado es el “YACHT-MASTER II”, el exclusivo producto fue diseñado para deportistas experimentados y aficionados a la náutica. Está dotado de un dispositivo de cuenta atrás con memoria mecánica programable. Es un instrumento indispensable en los preparativos de salida de las regatas, ya que permite programar por adelantado y de manera permanente, la duración del descuento del tiempo de salida de cada competencia. Esto permite utilizar el reloj en regatas con diferentes tiempos de partida. El Yacht-Master II , no es sólo un gran avance tecnológico de Rolex, o un instrumento indispensable en la salida de una regata, es también puro placer que se disfruta tanto en la cubierta de un velero como en tierra con la mente puesta en la aventura.

Otra de las noticias que nos llegan de la mano de la marca, es que estaría por unirse a LG, para desarrollar un modelo de celular móvil de alta gama, con un cuadrante Rolex en su frente. Si bien no se conocen más datos de esta noticia, suena bastante interesante el tema, claro que sólo para aquellos que puedan pagar algunos de los miles de euros que seguro costará este lujoso ejemplar.

Rolex Explorer II

Foto de Liquidkiwi en Flickr

Pero la novedad más fresca acerca de Rolex, es la que cuenta Europa Press, y que indica que la marca de relojes, realizará una alianza a largo plazo con la Orquesta Filarmónica de Viena, y que comenzará en el 2.009. Así Rolex, continúa expandiendo su larga historia de éxitos e innovación siendo el primer socio de marketing mundial exclusivo de la Orquesta Filarmónica de Viena desde la creación de la orquesta en 1842.

Rolex, formará parte de la nueva plataforma de comunicación en música clásica, un concepto desarrollado por la Orquesta Filarmónica de Viena y su agencia de marketing, T.E.A.M. Marketing AG.

La alianza incluye específicamente visibilidad de televisión mundial antes y después de las retransmisiones de los conciertos de música clásica televisados más conocidos, el Concierto de Año Nuevo y el Concierto de Schönbrunn.

«Los estándares de alta calidad, logros e innovación son valores respaldados y representados por ROLEX y la Orquesta Filarmónica de Viena. Estamos por tanto encantados de acoger y presentar la prestigiosa marca ROLEX como nuestro futuro socio de marketing», dijo el doctor Clemens Hellsberg, presidente de la Orquesta Filarmónica de Viena.

Patrick Heiniger, consejero delegado de ROLEX SA, añadió: «Esta alianza y asociación con una de las orquestas más distinguidas del mundo complementa de forma idónea nuestra larga tradición de respaldar y promocionar a personas, eventos y actuaciones excepcionales.» Pues bien, tendremos que esperar entonces, para ver que se traen estos dos grandes.

Sin dudas, Rolex es una de las más grandes invenciones del siglo XX, no sólo por la innegable calidad del producto en sí , sino también por la excelente campaña publicitaria que ha tenido desde sus inicios y que conserva hasta la actualidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...