Tecnologia incrustada de diamantes

Stuart Hughes se dedica a vestir de oro, diamantes y otros materiales y piedras preciosas las novedades tecnológicas más famosas del mercado. El iPod, el iPad, el MacBook o la Play Station 3 tienen, gracias a sus diseños, una versión alto standing a precio de rico. El recién llegado iPhone 4 no es una excepción.

Entra en la página web y, si puedes, hazte con uno

Stuart Hughes es un hombre/empresa que se dedica a vestir de oro, oro blanco, plata y diamantes todo aquello que encuentra por casa y que funciona con chips y cables. Para algunos, una horterada. Para otros, un distintivo de glamour y prestigio. Junto con la Visa Oro y los bolsos de Vuitton, un complemento indispensable para caminar por la calle diciéndole al mundo que tienes dinero. Porque tenerlo y que nadie lo sepa es tontería.

Entre las grandes obras de Stuart Hughes encontramos, por ejemplo, la Nintendo Wii más cara del mundo. Casi 300.000 dólares (más de 230.000 euros) es el precio de este modelo denominado Supreme, fabricado con más de 2.500 gramos de oro de 22 quilates y cuyos botones frontales son ni más ni menos que diamantes. Un derroche del que sólo se fabricaron tres unidades. Otro de sus grandes trabajos es el iPod Touch Supreme, del cual sólo se fabricaron dos ejemplares. Por supuesto, otro derroche (más grande aún si cabe) de oro y diamantes. Casi 110.000 euros, y todo para poder escuchar música.

Las creaciones de Hughes avanzan al mismo ritmo que las nuevas tecnologías, así que, un mes después de su presentación en sociedad, Stuart ya ha puesto a la venta dos ediciones deluxe del iPhone 4. La primera es la Diamond Edition, para las primeras 50 personas que dispongan de 10.000 euros para gastar alegremente. Además de las habituales incrustaciones de diamantes, viene liberado, con 32 gigas de memoria y con una funda de piel de avestruz para que no se deteriore. El 24G Solid Gold iPhone 4G viene con las mismas prestaciones, pero la carcasa está íntegramente fabricada con oro de 24 kilates. Por 17.000 euros puedes hacerte con uno.


Así pues, ahora cualquier multimillonario que se precie puede pasear con la versión ultra chic del smartphone más popular del mercado. Pero los que no tengan suficiente con eso (nadie con dinero se conformaría) pueden sumarle algo más. Ni más ni menos que el iPad más caro del mundo. El iPad Supreme Fire pesa más de 2 kg y cuesta casi 85.000 euros. Fabricado con oro de 24 quilates y diamantes, forma parte de una edición limitada a 25 ejemplares. Cuenta, además, con todas las prestaciones de la más alta gama iPad: Wi-Fi 3G y 64 gigas de memoria.

Las creaciones del señor Hughes son, sin duda, un capricho caro pero brillante, resplandeciente y… ¿duradero? Por desgracia, y a pesar de los lujos, ni el diamante más bello del mundo alarga la vida de un aparato electrónico, siempre ligado a los avances tecnológicos. Aunque para todo hay consuelo. Cuando aparezca el iPhone 5, podemos colgar el anterior en la pared, enmarcado y con altas medidas de seguridad. Lucirá espléndido al lado del un Kandinsky.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...