Consejos de limpieza de las abuelas

Si quieres conocer los trucos de limpieza de las abuelas no te pierdas este artículo

Nuestras abuelas eran unas autenticas luchadoras pues mantenían sus casas limpias y ordenadas con muy pocos recursos y productos  y sus trucos de limpieza los pasaban de madres a hijas de generación en generación.

Esos trucos de limpieza  de las abuelas aunque no te lo creas todavía siguen vigentes hoy en día y te serán muy útiles para mantener tu casa limpia y ordenada lo mismo que ellas lo hacían.

Consejos de limpieza de las abuelas

Nuestras abuelas eran unas autenticas maestras de la limpieza y sacaban una solución del bolsillo a cada problema que se presentaba, pues mantenían a raya las manchas de la ropa, los olores y polillas de los armarios, las tablas y cubiertos de madera…

  • Si quieres que tus muebles de madera brillen, debes limpiarlos con leche tibia y un trapo de algodón. Verás como rápidamente recuperan su brillo original y se conservan mejor
  • El bicarbonato era un gran aliado de la limpieza de nuestras abuelas pues lo utilizaban para eliminar los olores desagradables de la lavadora y del lavavajillas. Para utilizarlo debes disolver en agua un poco de bicarbonato, ponerlo en la cubeta del detergente y poner un programa de lavado.
  • Si el sofá o las alfombras tienen un olor un poco raro puedes rociarlas con bicarbonato y luego de pasados quince minutos pasar la aspiradora.
  • Pero si es el armario el que tiene malos olores debes empezar por no guardar en él ropa usada, aunque puedes recurrir al truco de la abuela y meter pastillas de jabón en los cajones o hacer saquitos con flores de lavanda o con ramas de canela.
  • Si lo que te preocupa es la  limpieza de la tabla de cortar, no se te ocurra meterla en el lavavajillas porque se astillaría, debes seguir el consejo de la abuela y pasarle un paño y ponerla a secar al sol. También puedes pasarle aceite de oliva o tocino y luego ponerla a secar al sol si es posible.
  • Los cubiertos de madera también suelen ser un problema pues con el uso se van poniendo muy oscuros y feos. Si quieres que esto no te ocurra vuelve a usar el consejo de la abuela y sumérgelos en  una mezcla de agua oxigenada y agua.
  • Si lo que quieres es tener el baño limpio no hace falta que lo limpies todos los días. Lo mejor es que sigas el consejo de la abuela y le des una pasadita cada día al espejo y al lavabo después de usarlos, así evitarás que se acumule suciedad y tu baño lucirá siempre limpio.
  • Si quieres que tus toallas tengan buen olor y estén muy mulliditas, debes añadir una taza de vinagre blanco a la cubeta de la lavadora y poner un programa con agua caliente. Después debes poner un programa con bicarbonato y por último dejarlas secar en un lugar ventilado.
  • Si tus tuberías están un poco atascadas recurre a una coca cola como hacían nuestras abuelas, solo tienes que echar una coca cola por el desagüe atascado y esperar una media hora
  • Si quieres tener unos espejos limpios libres de pelusas, el remedio de las abuelas te puede ayudar. Solo tienes que limpiar el espejo  con limpiacristales y luego darle una pasada con unas medias viejas
  • Si el problema son los cristales, para limpiarlos no hay nada mejor que el vinagre y el papel de periódico como hacían las abuelas
  • Si luego de cocinar tu olla tiene restos de comida pegados, no te preocupes, solo debes hacer lo que hacía tu abuela que es ponerla en remojo  un buen rato con una solución de vinagre  y agua.
  • Otro remedio para quitar restos de comida de las ollas es hervirlas con agua con sal y unas rodajas de cebolla
  • El limón también era un buen aliado en la limpieza de nuestras abuelas, pues eliminaban el oxido con zumo de limón y sal dejando actuar la mezcla durante unas horas en la prenda manchada.
  • Si quieres que tu lavavajillas esté limpio y huela bien puedes meter medio limón en el cestillo de los cubiertos
  • Si lo que necesitas es limpiar la plancha de vapor, debes llenarla con agua con sal y vinagre y luego enchufarla y dejar salir el vapor durante unos minutos
  • Si no quieres que tu ropa destiña en la lavadora y te manche otras prendas, debes meter la ropa que crees que destiña en un cubo con agua con sal y luego lavarla normalmente.
  • Si quieres limpiar el horno con el remedio de la abuela tienes que mezclar agua con sal hasta formar una pasta y aplicarla en el horno dejándola actuar toda la noche y al día siguiente debes pasar un estropajo y aclarar con agua.
  • Si el problema son las manchas de bolígrafo, puedes eliminarlas con leche  sobre la mancha como hacían nuestras abuelas.

Ya ves que los buenos consejos de limpieza siempre son eficaces aunque pasen mucho, muchos años…

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...