¿Cuál es el gran reto para las mujeres del siglo XXI?

Nos pregunatamos cuál es el reto de la mujer de este siglo XXI, porque los retos del pasado fueron conseguir acceder al mundo laboral, conseguir abortar o divorciarse. Esto es algo que ya se ha conseguido. Pero uno de los grandes retos que le falta por conseguir a la mujer es el de que las labores de la casa sea cosa de hombres y de mujeres.

Recientemente he podido leer un artículo donde se entrevista a Ana María Moix sobre la situación actual de la mujer en la sociedad.  Su papel como ama de casa, mujer trabajadora y madre de sus hijos ha cambiado desde que empezaran las luchas feministas. Porque hace unos años, la mujer se dedicaba exclusivamente a la casa y los hijos, ahora, además, puede trabajar. Este fue un gran logro de esas luchas feministas del siglo pasado, así como el derecho a abortar o el de poder divorciarse. Pero debemos tener en cuenta que el trabajo de la mujer, no sólo es el profesional, sobre ella recaen automáticamente el peso de la casa y los niños. Además, debe estar  guapa, estar al día y tener tiempo para estar por los hijos, por la familia y los amigos. ¿Realmente la lucha de la mujer por la igualdad termina consiguiendo un buen puesto de trabajo? ¿Cuáles son los retos o luchas de la mujer de este siglo XXI?

Para  Ana María Moix, escritora y feminista, la lucha de la mujer, evidentemente no ha terminado. De hecho, lo hará cuando a la hora de sentarse a comer o cenar, quien haga los cafés sea ella, y sólo los cafés. Hasta ahora, los hombres, aunque haya excepciones, todavía no han asumido que la casa es cosa de dos. Cuando hay que preparar comidas es la mujer la que cocina en casa, es la que trabaja y lo prepara casi todo, el hombre, por regla general, suele ocuparse de preparar los cafés. Hasta que esto no cambie, la mujer no habrá conseguido todavía la igualdad en esta sociedad. Es decir, para que haya realmente igualdad, el trabajo doméstico no debe ser solo cosa de mujeres.

Aunque a decir verdad, la mujer se ocupa de muchas cosas, pero ¿cómo solucionar algo que está tan arraigado en nuestra sociedad? Pienso que las acciones de la mujer van con su carácter y que generalizar a veces no es bueno, porque conozco muchos hombres que se ocupan tanto de la casa como las mujeres, posiblemente solo sea cuestión de tiempo (posiblemente años) para que la imagen de la mujer en nuestra sociedad. A mi parecer, la educación es la base de ese cambio. Pero no solo la educación escolar, ya que en casa, los niños aprenden los roles de papá y mamá y si esos roles se enseñan desde pequeños, los niños verán normal que las labores de la casa sea algo de dos.

Otro problema que posiblemente no ayude mucho a este cambio es que muchas veces las mujeres se ocupan de todo, pero tampoco dejan que otros las ayuden. Si queremos que la sociedad de nuestras hijas sea diferente, el momento de cambiarlo es ahora, cuando los niños ven, aprenden y copiarán cuando sean grandes lo que han visto en sus hogares. ¿Crees que el gran reto de las mujeres para este siglo XXI es el de conseguir que las labores de la casa no sea solo cosa de mujeres? ¿Cómo se podría conseguir que el» rol de mujer para todo» cambie y se igualen las tareas de la casa entre hombres y mujeres?

Fuente | elpais.com

Foto | brooklyn en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...