El acoso callejero a las mujeres

La actriz Shoshana Roberts es la mujer que se dejó grabar en un vídeo para demostrar el acoso al que se ven sometidas las mujeres de Nueva York.

Una joven actriz norteamericana, Shoshana Roberts, se dejó grabar durante diez horas mientras paseaba por diferentes zonas de Nueva York. El vídeo cuenta ya con la visita de más de catorce millones de espectadores. De hecho, la joven se paseó con unos sencillos vaqueros, unas zapatillas y una camiseta de cuello redondo de color negro y lo hizo en silencio por todas las zonas de Manhattan. Delante de ella iba Rob Bliss, el creativo que ha sido el responsable de este proyecto, que la acompañó con una cámara oculta con la que pudo grabar el paseo de la joven actriz. Un paseo realizado en silencio, aguantando el acoso al que se vio sometida durante las diez horas que duró el experimento.

Un experimento realizado desde la organización sin ánimo de lucro llamada Hollaback, una organización que lucha para combatir este tipo de acoso dando a conocer casos, como el del experimento que hoy nos ocupa, que dejan claro el problema que sufren muchas mujeres que pasean por la calle. En esta ocasión hablamos de mujeres de Nueva York, porque el experimento se ha realizado allí, pero podríamos extrapolar este mismo problema a cualquier ciudad del mundo y nos quedaríamos bastante perplejos del resultado.

Según esta organización, este tipo de acoso puede transformarse en ataques, agresiones e incluso en que haya hombres que acaben realizando acciones muy molestas delante de la víctima. Por tanto, en el vídeo queda demostrado que el acoso callejero es una realidad que en muchos casos se refleja como una forma de acoso sexual bastante incómoda para las mujeres que lo soportan. No hace falta más que mirar la cara de la actriz que aguanta durante esas diez horas el constante acoso de silbidos, frases, supuestos cumplidos, incluso en algunos momentos la compañía de estos molestos transeúntes que la llegan a acompañar durante minutos lanzándole frases que, supuestamente, pretenden ser un piropo.

Lo que está claro es que un piropo deja de serlo si la mujer se siente incómoda, algo que sucede una y otra vez en el vídeo que se puede ver en Youtube. Pienso que dependiendo del lugar, esta manía de piropear a las mujeres por la calle se sufre en mayor o en menor medida. Todo depende, en mi opinión, del grado de educación de la población. Según han contado en las últimas horas desde ‘Hollaback’ y para entender el grado de importancia de este tipo de acoso, esta joven actriz ha llegado a recibir amenazas de violación a través del canal de Youtube. Un tipo de comentarios que se están intentando eliminar lo antes posible, claro está.

Por lo tanto, lo que está claro es que aún quedan muchos años para conseguir que una mujer pasee por la calle sintiéndose libre de estos comentarios que pueden llegar a ser hirientes y que suelen molestar bastante porque coartan la libertad de las mujeres, si es que no llegan más lejos, por supuesto. Me refiero a la libertad de pasear tranquilamente sin necesidad de sentirse centro de las miradas. ¿Qué sentís cuando os echan un piropo por la calle? ¿De qué manera se podrían evitar este tipo de acciones tan primarias? ¿Qué opináis?

Vía | elmundo.es

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...