El bajo porcentaje de mujeres que regresan al trabajo tras la maternidad

Un nuevo estudio demuestra que la maternidad sigue siendo una forma de coacción para que la mujer abandone su puesto de trabajo.

Un nuevo estudio revela que, aunque se pretenda insistir en que la maternidad no supone para la mujer una pérdida de su trayectoria profesional, aún estamos muy lejos de conseguirlo. Y es que frente al 100% de hombres que sí regresan a su trabajo en las mismas condiciones una vez han sido padres, en el caso de la mujer, el porcentaje se queda en un 55%.

Esto significa que la maternidad sigue suponiendo, pese a los avances conseguidos hasta ahora, un sacrificio profesional para la mujer. Es evidente que la maternidad conlleva grandes beneficios personales, ya que nada se puede comparar con la sensación de ser madre, pero considero bastante injusto que una mujer, para ser madre, deba renunciar a seguir prosperando en su puesto de trabajo, por no hablar de las coacciones o las presiones a las que se ve abocada un vez ha sido mamá si sigue en su puesto de trabajo. ¿Cómo evitarlo?

Hay expertos que opinan que esto se podría evitar consiguiendo que el hombre asumiera su verdadero papel de padre, es decir, que los cuidados del bebé se compartieran al 50% entre el padre y la madre, incluidos los permisos y las reducciones laborales que se necesiten para su cuidado. Esto significaría, en un caso hipotético, que la mujer y el hombre habrían llegado a la igualdad de derechos, pero es evidente que esto tardará tiempo en producirse.

Este estudio, publicado esta misma semana, nos llega de la OITOrganización Internacional del Trabajo– y se titula Maternidad y paternidad en el trabajo. Según este informe, tan solo el 55% de mujeres que regresa al trabajo tras la maternidad lo hace en las mismas condiciones laborales que antes de ser madre. De hecho un 35% lo hace con jornada reducida y un 7% renuncian a seguir trabajando para dedicarse al cuidado de su bebé.

Por tanto, todavía faltan fórmulas que impidan que esto suceda, por lo que se necesita más protección laboral para la mujer que es madre y un cambio generacional y de mentalidad que permita que tanto hombres como mujeres asuman su rol de padres en igualdad de condiciones, de forma que la crianza del bebé no sólo recaiga en la mujer. Posiblemente, con esto de la crisis, muchas familias hayan optado por decidir que el hombre cuide de los niños, mientras que la mujer acude al trabajo, ya que a lo mejor es ella quién ha conseguido mantenerlo.

Pero pienso que esto no significa que se esté dando ese cambio social, institucional o de mentalidad que es tan necesario, porque no se trata de que uno de los dos deje de trabajar o renuncie a continuar con su trayectoria profesional, sino que se trata de cuidar conjuntamente al bebé y que tanto el hombre como la mujer cedan parte de su tiempo laboral para ese cuidado. ¿Qué opináis vosotras?

Vía | 20minutos.es

Imagen | Emery Co Photo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...