El fútbol también tiene sabor femenino

Aunque el fútbol es en realidad un deporte en el que casi siempre hablamos de hombres, la verdad es que las mujeres apuestan cada vez más por destacar en el deporte rey.

futbol femenino

Aunque hay muchos más deportes en los que las mujeres estamos discriminadas, en los que no aparecemos más que como un estandarte bonito al que admirar por su belleza, y sin ningún papel relevante en el juego en sí mismo, el fútbol es el deporte rey español, y se mire a dónde se mire, excepto por las novias y mujeres de los futbolistas, no encontramos féminas en el sector. Aunque seguramente en el caso de otros países ocurra exactamente igual, ya que se trata de deportes que diferencian por sexos por el juego que se da en el campo, ¿por qué no hablamos de fútbol femenino? Muchas naciones llevan a cabo campeonatos en los que nosotras somos las protagonistas y tienen la misma importancia a nivel del país. ¿Qué ocurre en España?

En realidad, en nuestro país apenas se presta atención al fútbol femenino por varias razones. La primera de ellas es porque los equipos apenas habían logrado clasificarse en grandes eventos que les pudiesen dar la notoriedad necesaria para aparecer en los medios, siempre copados por el fútbol masculino de las distintas competiciones que se llevan a cabo a lo largo del año. En segundo lugar, porque el deporte, en su versión femenina, no contaba con verdaderos profesionales. Pero ahora, todo parece haber cambiado, y es muy probable que en los próximos meses escuchemos hablar de fútbol femenino hasta la saciedad. La razón es que la selección se ha colado en el Mundial por vez primera, y porque además podrían defender el trofeo en los Juegos Olímpicos.

Dos competiciones que son relevantes en todos los sentidos, y que podrían suponer el fin del silencio mediático que vive España frente al deporte rey llevado a la práctica por mujeres. De hecho, habría muchas cosas buenas que sacar de esta clasificación que las chicas que la han logrado, casi ni se la creen. De hecho, el equipo ha manifestado mucha sorpresa por cómo se ha tomado la noticia aquí, y sobre todo, por la relevancia que se les está dando. No es que no les agrade. Todo lo contrario. Pero en realidad, hubiera sido difícil de predecir en otras circunstancias. En todo caso, lo que importa es que ha llegado el momento, y que consigan o no todos esos premios las mujeres que forman parte de la selección, estamos seguros de que algo va a cambiar en el mundo de este deporte. Y que nosotras, las mujeres, vamos a ser las protagonistas de ese cambio.

Patrocinadores y salarios dignos

Que se haya conseguido la plaza para competir en el Mundial supone varias cosas. La primera de ellas que las chicas se van a exponer a un contexto global en el que puede haber muchos reclutadores dispuestos a pagar por una buena jugadora, y quién sabe, si lograr vivir de esto para lo que les queda de carrera profesional. La segunda, que los eventos se transmiten por televisiones de cable, y que por lo tanto, los beneficios van a verse considerablemente aumentados por este hecho. La tercera, y quizás la más importante, que dónde están los medios están los patrocinadores, y eso supondría que el equipo puede por fin conseguir un presupuesto digno con el que no solamente garantizar que sus jugadoras se dediquen al deporte de forma plena, sino también a aumentar la profesionalidad del equipo de manera general.

Para las que tengáis la curiosidad por saber cuánto se cobra estando dentro de la Selección Española de Fútbol Femenino, hay que decir que precisamente por todos los factores que mencionamos anteriormente, no demasiado. De hecho, todas las chicas que forman el equipo estudian o trabajan en un empleo que les permita compatibilizar los entrenamientos. Aunque algunas de ellas juegan también en los equipos regionales concretos y compaginan una y otra actividad, en ninguno de los casos pasan, como lo definen ellas, de los salarios de mileuristas. Y la verdad es que viendo lo que se cobra en el otro lado, en el fútbol femenino, podríamos estar dándonos cuenta una vez más de la escaszez de igualdad con la que contamos socialmente. Porque el fútbol, el deporte al que juegan, es exactamente igual.

Aunque particularmente no creo que el fútbol femenino vaya a mover masas, ni tampoco que ellas vayan a ganar ni por asomo lo que cobra uno de los jugadores de la Selección Española Masculina, sí que creo que con estos eventos mundiales vamos a tomar conciencia de que el deporte rey no es solo cosa de hombres, y ellas, probablemente, verán dignificada la profesión de la que quieren vivir. Es cierto que no es mucho, pero ya es un buen comienzo.

Imagen: Johnny Araya Monge

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...