La mujer emprendedora renace en tiempo de crisis

Antes una mujer emprendedora era poco más que una cruzada alocada. Ahora la mentalidad va cambiando y la acusada crisis económica hace florecer las mejores ideas sobre todo entre las féminas que es la mayor perjudicada en las tasas de desempleo.

emprendedoras

Unir crisis económica con mujer emprendedora puede sonar una locura. Sobre todo si comparamos las cifras en las cuales hablan de tan solo un 4% de mujeres emprendedoras el año pasado frente a Estados Unidos que rondan el 35%. También hay que agregar (según los expertos) que venimos de un país en el cual la mentalidad es aspirar a tener un trabajo fijo y poco más, estamos en comparación con otros países en pañales. Sin embargo la crisis está terminando con este tipo de empleos y las mentalidades tienen que cambiar a marchas forzadas.

Siguiendo la información al día que ofrece la web Womenalia, un lugar donde ayudan a fomentar el emprendimiento y el networking femenino aseguran que la mujer está cambiando de mentalidad. Cuando la posibilidad de encontrar trabajo es nula se apuesta por emprender en una amplia variedad de sectores. Las mujeres emprendendoras apuestan por negocios relacionados con temas más sociales o que tengan que ver con ellas. La clave está en una buena preparación y formación antes de lanzarse a emprender, aunque la mujer está mucho más preparada que años atrás.

A la mujer de hoy en día no le importa dedicarse a un ámbito distinto que nunca ha tocado, por así decirlo el miedo a lo desconocido no es un freno. Hay infinidad de casos de mujeres que emprendieron un negocio, una profesión que jamás habían ejercido y todo gracias a tener una mente abierta y el quiero un trabajo fijo para toda la vida no entra en su mente. Más bien piensan que los tiempos de crisis pueden ofrecer grandes oportunidades, y ser precisamente el impulso para lanzarse. Tampoco estoy diciendo que sea llegar y besar el santo, porque todos los comienzos son duros. Sin embargo un punto de motivación es aprender del éxito de otras mujeres.

La recién graduadas y las mujeres mayores de 50-55 años son las que peor lo tienen a la hora de encontrar un empleo. Antes sobre todo a una edad madura, ni se planteaban ponerse a emprender, era una locura. Sin embargo ahora al ser las mayores sufridoras en cuota de paro aún teniendo una buena cualificación saben que es muy difícil acceder al mercado laboral. Y hoy en día o te reciclas, aprendes o no sales de esta crisis.

Imagen | talcahuanofotos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...