Las NoMo: mujeres que no quieren ser madres

¿Qué son las NoMos? Son mujeres que han decidido que no quieren ser madres y evitan ser juzgadas por una sociedad que aún las ve como unas máquinas de criar bebés.

nomo

No es la primera vez que en Centro Mujer hablamos del tema que traemos hoy a nuestra portada. Sin embargo, no con el nombre con el que ahora se comienza a conocer el fenómeno. ¿Has oído hablar alguna vez de las NoMo? Escrito así, con dos mayúsculas, viene siendo el acrónimo de una frase muy clara: No Mother. Eso significa que con ella se identifican las mujeres que, pese a haberlo meditado, han decidido que no quieren ser madres. Y probablemente tú dirás, ¿cuál es el problema? No hay ninguno. Cualquiera puede decidir qué hace con su vida. Pero la sociedad tiende a juzgarnos a nosotras de un modo distinto a cómo lo hace con los hombres.

¿Alguna vez has oído hablar mal o criticar a un hombre que no ha tenido hijos? Probablemente muchas menos que a las mujeres que se encuentran en idéntica situación. De hecho, cuando se habla en las calles de la maternidad, se da por sentado que somos nosotras las que queremos, incluso anhelamos, por encima de todas las cosas tener bebés. Y eso no tiene por qué ser así. ¿Acaso una mujer es menos mujer si no quiere ser madre? Eso es lo que reinvidica el fenómeno de las NoMo.

Las cifras muestran un fenómeno NoMo creciente

Si nos fijamos en los países occidentales, sobre todo en los europeos, las mujeres jóvenes que decidirán que se convertirán en unas NoMo están entre el 25% y el 30% de la población. Eso significa que se trata de una tendencia en alza, y que nada tiene que ver con la biología. De hecho, las conocidas bajo este acrónimo no están impedidas para ser madres, ni tienen enfermedades que lo desaconsejen. Simplemente han decidido no serlo.

Hace unos años se hablaba del fenómeno de los singles, personas que no querían tener pareja o que, en la práctica vivían solos durante su día a día. Ahora, las NoMo han tomado la carrera porque es un segmento importante de la población. Teniendo además en cuenta que la natalidad en los países en los que se incrementan estas decisiones está por los suelos, es normal que se hable cada vez más de este tema. Sin embargo, en contra de lo que muchos piensan, mejorar las políticas de natalidad no servirá a estas mujeres. Aunque sí a otras que deciden no ser madres por razones económicas. Las NoMo no van a ceder en un intento de conquista al cambio de idea.

Mujeres que defienden su decisión

Lo cierto es que las mujeres que se definen abiertamente como NoMo recurren incluso a la esterilización. Tienen claro que no quieren ser madres, por lo que no les tiene sentido seguir siendo fértiles. Pero esto la sociedad no lo entiende. Es más, algunas de ellas confiesan que al contarlo en su círculo más cercano no faltan comentarios burlones u ofensivos que no tendrían lugar si fuese al revés. Es más, para muchas personas, el hecho de una mujer no tenga hijos sigue siendo algo anti-natural, es casi como ir contra natura renunciando a la maternidad.

Sin embargo, la baja natalidad no se está produciendo por las NoMo. De hecho, solo el 5% de las mujeres que declaran que no piensan tener hijos en el mundo occidental lo hará por convicción. Es decir, se lo han pensado de verdad y han decidido que no van a ser madres porque no les interesa. Sin embargo, es mucho mayor el porcentaje de las falsas NoMo que esconden motivaciones económicas. El 18% de las que no serán madres argumenta que no serían capaces de mantener financieramente a una familia. Y dado que triplican el número de mujeres decididas a no ser madres, sí que es interesante convencerlas de que tengan a sus hijos. ¿Cómo? Con medidas de apoyo que, en el caso español, siguen siendo realmente ínfimas.

¿Y qué pasa con las que no quieren? Particularmente creo que el tema de las NoMo es todavía muy nuevo socialmente hablando. Sin embargo, a medida que pase el tiempo, y sea más habitual, la sociedad tendrá que cambiar su actitud hacia las personas que deciden que la maternidad no es para ellos. Al fin y al cabo, cada uno tiene solo una vida, y es libre de cómo vivirla, a su modo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...