Los frigoríficos Serie G de Samsung amplían espacios

¿Te suena de algo eso de abrir la nevera y tener que remover todo lo que hay dentro para coger la sandía que queda al fondo de un cajón o la lata de refresco escondida entre mil y un tuppers y envases varios llenos de comida? ¿Estás convencido que necesitas un frigorífico más grande pero tu cocina no tiene espacio para nada más? No te preocupes, si tu familia es numerosa o simplemente te gusta tener un buen arsenal de comida en casa por lo que pueda pasar, ha llegado el momento de hacer un pensamiento y cambiar el electrodoméstico más querido de la cocina. La nueva gama Premium de frigoríficos Samsung Serie G ha aumentado su capacidad hasta llegar a los 400 litros, aumentando de esta forma 60 litros más de espacio interior conservando exactamente las mismas medidas externas que los modelos anteriores de la misma firma.

La clave para conseguir aumentar la capacidad sin modificar un solo centímetro de su espacio exterior subyace en la mayor flexibilidad de los compartimentos ajustables y su máxima capacidad, de forma que los alimentos se mantienen siempre frescos y listos para consumir en cualquier momento del día. Además, los pequeños de la casa podrán tomar la merienda con todos sus nutrientes y es que el sistema de funcionamiento de los frigoríficos Samsung Serie G garantiza la conservación óptima de cada alimento según sus propias necesidades.

Tanto es así que el frigorífico dispone de la Zona 0º Real o ‘CoolSelectZone’ en la que el usuario puede escoger el modo de conservación de alimentos que más le convenga en función de la comida que desee almacenar. En este sentido, si el cajón refrigerador está ocupado por carnes o pescados, lo ideal será programar la zona en modo 0º de forma que así se asegure el nivel de humedad óptimo para este tipo de alimentos. En cambio, si el usuario prefiere mantener las frutas y verduras frescas durante más tiempo, entonces tendrá que elegir el modo frío, que se sitúa a los 3ºC.

Por último, es especialmente interesante el modo Enfriamiento rápido, con el que se puede disfrutar de bebidas frías hasta 6 veces más rápido, evitando su congelación gracias a un temporizador de 60 minutos incorporado. De esta forma podremos servir vino o cerveza a buena temperatura en las noches de verano aunque acabemos de llegar del supermercado o se nos haya olvidado ponerlo en el frigorífico unas horas antes. Y todo, sin el peligro de que se nos congele la bebida al querer enfriarla demasiado rápido poniéndola en el congelador. También supone una ventaja en lo que a comodidad se refiere para aquellos días de calor extrema en que necesitamos agua bien fría y se nos había quedado a la despensa calentándose de forma inevitable.

Además, las especificaciones propias de la gama Premium van acompañadas de un diseño elegante y funcional sin pasar por alto la importancia ecológica y del ahorro de energía. En efecto, los frigoríficos de la Serie G de Samsung se categorizan como electrodomésticos de alta eficiencia energética dado que ajustan automáticamente los niveles de temperatura y humedad del electrodoméstico en función de las necesidades. Por ello tienen 5 sensores inteligentes, motor Digital Intever y sistema Smart Eco. Así que la conclusión está muy clara: tener un frigorífico con estas características supone numerosos beneficios para aquellas familias numerosas. Especialmente, los 60 litros de capacidad extra y la máxima eficiencia energética disponible en tres modelos de etiquetado: A+, A++ y A+++.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...