México DF introduce el feminicidio en su Código Penal

Hace unos días conocíamos la noticia de que los femenicidios en México habían crecido un 67% desde 2007. Y de entre los diez estados federales con mayor número de casos figuraba México DF, centro neurálgico del país y uno de los territorios más poblados del mundo. Por todo ello es una buena noticia, o al menos a priori, que en la capital se haya tipificado por fin el homicidio doloso contra mujeres como ‘feminicidio’.

Mexico DF

Sin embargo, un nombre por sí mismo no cambia nada si no implica un contenido. De este modo, se considera que «comete el delito de feminicidio quien, por razones de género, prive de la vida a una mujer», según indica el artículo 148 Bis del Código Penal vigente. Por tanto, para que se considere como tal debe cumplir con una serie de características que delatan la cuestión de género: que la víctima presente signos de violencia sexual, que se le hayan infligido lesiones «infamantes, degradantes o mutilaciones, previas o posteriores a la privación de la vida», que haya sufrido amenazas, acoso, violencia o lesiones por parte del agresor antes de la muerte, que su cuerpo sin vida se haya expuesto en un lugar público o que haya permanecido incomunicada -secuestro- antes de fallecer.

Según informa Azteca Noticias, el feminicidio será castigado con dos tipos de condena. En un principio, quienes incurran en este delito alcanzarán una pena de prisión que va de los 20 a los 50 años. No obstante, de existir una previa relación de subordinación o superioridad (sentimental, de parentesco, laboral…), la pena se incrementará alcanzando los entre 30 y 60 años de cárcel.

La inclusión del feminicidio como delito ha ido acompañada, además, de reformas en la investigación y tratamiento de estos casos. Así, se contempla una mejor coordinación interinstucional, de tal modo que las administraciones locales trabajen con la Fiscalía Central para la Atención del Delito de Homicidio para identificar desde un principio el feminicidio como tal y tratarlo según sus especifidades. Así, y tal y como os contábamos recientemente en Clave Social, se llevará a cabo un registro exhaustivo de la víctima, mediante fotografías y descripción, para que queden recogidas con detalle las lesiones, vestimenta u objetos personales. También se creará un Banco de Datos de Información Genética en el que se guardará el ADN de las víctimas no identificadas y se cotejará con el de los familiares de mujeres desaparecidas.

Aunque la Asamblea Legislativa acordó por unanimidad la inclusión del feminicidio en el Código Penal el pasado 29 de junio, la reforma no ha entrado en vigor hasta este miércoles 27 de julio. Sea como sea, su llegada responde a las reivindicaciones que varios organismos, entre ellos Amnistía Internacional, han llevado a cabo durante años. Por el camino miles de víctimas han perdido la vida, pero más vale tarde que nunca.

Foto: Vista de México D.F. desde la Torre Mayor por edans en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...