Mujeres del mundo, es el día de vuestro clímax

Si hay jornadas internacionales hasta del percebe japonés, ¿cómo no iba a haber un Día Internacional del Orgasmo Femenino? Se celebró durante la jornada de ayer, día 8 de agosto, y apenas cumple los cinco años de antigüedad. La idea surgió en Espertina, una ciudad del noroeste de Brasil cuyo alcalde, Arimatei Dantas, decidió hacer a su esposa este peculiar regalo. Y aunque originalmente se pensó para el 9 de mayo, al final esta fecha para nosotros tan veraniega se acabó imponiendo. España es uno de los países que celebra esta día, al igual que lo hacen varios de latinoamericanos, como Argentina o México, y de europeos, como Noruega. Es, por tanto, una buena oportunidad para darle un repaso al tema.

Un tercio de las mujeres del mundo no lo experimenta

Y es que, a pesar de que la televisión, el cine y los cambios sociales han hecho mucho por normalizar esta cuestión en occidente, un estudio del Instituto Kinsey de Estados Unidos revela que sólo un tercio de la población mundial femenina puede llegar al orgasmo. En algunos casos es por incapacidad, pero en otros quizás sea por desconocimiento por parte de ellas o dejadez por parte del hombre. Porque en este aspecto el contraste es abrumador: mientras que en países nórdicos como Noruega este día se considera festivo, una encuesta del Instituto Mexicano de Sexología (Imesex) indica que la mitad de las mujeres del país nunca o rara vez han sentido un orgasmo.

Dicho esto, vayamos por partes. ¿En qué consiste el orgasmo femenino? Aunque la sensación está centrada en el clítoris, la vagina y en el útero, sólo el primero de estos órganos interviene en él. Y es que incluso el orgasmo vaginal, lo que se denomina ‘Punto G‘, depende del estímulo de la parte posterior del clítoris. Toda mujer sabe que, dadas las dimensiones y peculiaridades de este órgano, es necesario tratarlo de una forma determinada para alcanzar el orgasmo, y ello requiere de intención por parte de la pareja, puesto que, en caso de que se dedique en exclusiva a alcanzar su propio clímax, es bastante probable que ella se quede con las ganas.

De este modo, podríamos concluir que en sociedades en las que el hombre aún tiene un papel preponderante sobre la mujer es más difícil que ella llegue al orgasmo, puesto que la tendencia de él será buscar el propio placer, considerándolo una obligación conyugal para ella. También será más común que ella no declare su insatisfacción pese a no disfrutar de sus relaciones, aún y sabiendo que obtendría una buena respuesta por parte de su pareja. Sin embargo, no alcanzar el orgasmo femenino no siempre es una cuestión de egoísmo o de incapacidad por parte del hombre. Factores emocionales como la depresión, el estrés o el pudor excesivo, ciertas medicaciones o el inicio de la menopausia son solo algunos de los motivos que pueden impedir la excitación o el orgasmo de ellas. En este caso la solución ya no depende de la pareja, sino de una misma. Hay que acudir a un especialista para que diagnostique y trate el problema, ya sea físico o psicológico.

Aunque ya han pasado unas horas desde el fin del Día Internacional del Orgasmo Femenino, nunca es tarde si la dicha es buena. ¡Aún estás a tiempo de celebrarlo!

Foto: Sexualidade por O Click en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...