¿Por qué Frida Khalo es un referente del feminismo?

¿Te apetece curiosear sobre el feminismo? Descubre cómo Frida Khalo se convirtió en uno de los iconos femeninos más importantes del siglo XX.

Frida Khalo

El feminismo es una palabra considerada por muchos un tabú. De hecho, estoy más que segura que habrás oído definiciones del término que poco tienen que ver con la realidad. La independencia, la necesidad de ser por encima de lo que diga la sociedad, o ser capaz de superarse son cosas de las que pocas veces se habla cuando se menciona el feminismo en sus términos más peyorativos. Hoy queremos darle la vuelta al asunto y contarte una de esas historias de personajes muy conocidos. Hoy te hablamos de Frida Khalo.

Frida Kahlo, ha dejado una huella muy profunda en la histórica del siglo XX, convirtiéndose en un referente del feminismo. Muchos la comparan con un ave fénix, ya que tuvo las fuerzas suficientes para renacer de sus propias cenizas. Tuvo una vida llena de dificultades pero esto no le impidió convertirse en una de las artistas más reconocidas, así como disfrutar de una vida plena como mujer.

Un símbolo femenino

Su imagen, una mujer de cejas abundantes e incipiente bigote, ha llegado a cada rincón de este planeta. Y más allá de su sublime trabajo artístico, esta pintora mexicana nos ha dejado uno de los mensajes más útiles que puedes encontrar. Siendo un ejemplo a seguir para cualquier mujer. Con ella podemos aprender cómo hacernos fuerte ante los diferentes obstáculos de la vida.

Fue una mujer adelantada para su época. En la sociedad que le toco vivir, la mujer vivía sumisa a los cánones familiares y machistas. Pero Frida era una mujer distinta, tuvo la valentía de romper con toda las reglas establecidas y valerse por sí misma. Incluso, sin saberlo, rompió los valores estéticos femeninos de la época, creando un estilo nuevo que es valorado en la actualidad por grandes diseñadores como Dolce & Gabana, John Galliano, Karl Lagerfeld, Jean Paul Gaultier…etc.

El origen de su afición por la pintura

La vida de Frida Kahlo estuvo llena de dificultades desde el principio. Una enfermedad llamada poliomielitis marco negativamente su infancia cuando solo tenía 6 años. Se convirtió en una niña solitaria, triste e insegura a consecuencia de las secuelas de esta enfermedad. Su pierna derecha se quedó más corta y delgada, por ello tuvo que sufrir ciertas limitaciones. Además de tener que estar sometida a tratamientos y operaciones que prácticamente le arrebataron su infancia. Además 10 años más tarde sufrió un accidente muy grave en el autobús escolar que le traía de regreso a casa.

Con tan solo 18 años y a causa de ese accidente, su columna vertebral y pierna derecha se rompieron en varias partes. Sin olvidar que se facturó otros huesos importantes de su cuerpo como la clavícula y el hombro. Pero quizás lo más impactante de todo fue que un pasamano del vehículo le atravesó la cadera hasta salir por la vagina. Frida Kahlo tuvo que someterse a 32 operaciones a lo largo de su vida y las secuelas del accidente no le permitieron ser madre.

Sin embargo supo sacar el mayor partido al dolor que siempre la acompañó. Y fue cuando aburrida en las largas horas del hospital, descubrió su afición por la pintura al óleo. Al descubrirlo, su padre le mando a fabricar un caballete especial. La misma pintora reconoce que si no hubiera sido por el accidente, nunca se hubiera dedicado a la pintura ya que su meta era ser médica. No obstante un amigo del padre que tenía un taller de grabado ya había detectado ciertas habilidades en la joven. Se puede decir que el accidente le marco, de forma irónica, su camino profesional. Podemos ver en toda la extensa obra de Frida Kahlo como cada infortunio de su vida, lo convirtió en pura inspiración.

Frida Khalo, una mujer independiente

La vida de Frida Kahlo también estuvo marcada por un amor atormentado y pasional. Casada con el muralista Diego Rivera, tuvo que atravesar por toda clase de situaciones que le llevaron a sufrir un amor enfermizo. Su relación paso por fases de amor intenso, a desencuentros, infidelidades, admiración mutua…Se conoce que una de las principales razones de las desavenencias de la pareja fue que Frida no se acostumbraba a vivir en los Estados Unidos y obligo a Diego a regresar a México. Lo más doloroso para Frida fue tener que sufrir la infidelidad de su esposo con su propia hermana menor y que las secuelas del accidente le impidieran ser madre. Se dice que esta cuestión le hizo llegar al alcoholismo.

Sin embargo, tras sufrir tan fuertes decepciones, Frida tuvo la fuerza suficiente para empezar otra vez de nuevo, igual que después de aquel brutal accidente. Quiso romper totalmente con su vida de casada sumisa y se dispuso a vivir sola. Y lejos de hundirse en su dolor y tristeza, Frida aprendió a disfrutar de su sexualidad. De hecho se reconocen hasta varios amoríos homosexuales. Pero aunque se divorciará de Diego, realmente nunca pudo olvidarlo y más aún cuando él fue quien realmente le ayudo con los problemas de salud que iban apareciendo de nuevo. En 1949 volvió a casarse de nuevo con Diego.

Desde aquellos años su salud fue empeorando, y un grave problema de circulación hizo que tuvieran que apuntarle su pierna derecha. Sin embargo, siguió pintando con la misma fuerza que en sus inicios hasta su muerte en 1954. Su figura sigue siendo admirada y en la actualidad es considerada como el prototipo de mujer fuerte e independiente. ¡Todo un ejemplo a seguir!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 4
Loading ... Loading ...