Reacciones de tu cuerpo que no sabes por qué ocurren

Si quieres conocer las cosas curiosas que hace tu cuerpo no te pierdas este artículo

Seguro que te ha pasado

Muchas veces, estas hablando  con alguien y de repente aparece el hipo y no sabes ni como vino ni como se irá. Lo mismo ocurre con los temblores en el párpado, la piel de gallina o las manos arrugadas por permanecer en el agua, aparecen de repente sin saber como.

Todas estas reacciones son señales que te está mandando tu cuerpo para darte un toque de atención y que sepas que algo no anda bien, pero tranquila porque tu cuerpo es inteligente y  lo está corrigiendo.

Reacciones de tu cuerpo

Tu cuerpo a veces trata de corregir pequeños problemas que ocurren en tu interior  sin que tu te des cuenta por eso origina las estas reacciones 

  • Piel de gallina

La piel de gallina no es más que una erección del vello del cuerpo, originada por el músculo erector del pelo que se contrae cuando hace frío para crear una capa de aire a nuestro alrededor que nos va a aislar del frío exterior.

Esta situación también ocurre cuando tenemos miedo o nos vemos en una situación incomoda.

  • Hipo

El hipo es un sonido  y una contracción involuntaria que hace que las cuerdas vocales se cierren y provoquen ese sonido.

Esta contracción involuntaria se produce por la irritación del diafragma que es el músculo que se encarga de regular la respiración.

La irritación del diafragma se produce al masticar y tragar la comida rápidamente, al beber mucho alcohol o bebidas con gas y también al respirar de forma brusca y muy rápidamente.

  • Piel arrugada por el agua

Si pasas mucho tiempo en la bañera tus dedos de las manos y de los pies se arrugarán  sobre todo en la parte de las yemas, esto ocurre porque nuestro cuerpo quiere protegernos de posibles caídas y hace que nuestra piel adquiera una textura más rugosa para poder tener mayor poder de agarre.

  • Temblor en el párpado

Cuando sientas un temblor involuntario en el párpado tanto inferior como superior, tu cuerpo te está indicando que debes parar un poco, que necesitas un descanso, que no duermes lo suficiente o que estas sometido a un gran estrés.

  • Lágrimas

Solemos llorar cuando estamos tristes o también a veces lloramos de risa, pero las lágrimas son un recurso que tienen nuestros ojos cuando se sienten resecos.

Las lágrimas tienen doble función, lubricar los ojos y dar una sensación de alivio, por eso nunca debes reprimir las lágrimas pues te sentirás mejor después de llorar.

  • Los bostezos

Todo el mundo suele asociar los bostezos al aburrimiento o al sueño, pero nuestro cuerpo utiliza el bostezo para otras muchas cosas como:

  1. El peligro. Nuestro organismo provoca bostezos cuando se siente en peligro, pues al bostezar aumenta lo s niveles de cortisol que es una hormona que nos hace estar alerta y preparados ante una posible situación de peligro.
  2. Regular la temperatura del cerebro. Nuestro cerebro consume aproximadamente una tercera parte de todas las calorías que le proporcionamos diariamente, pero en épocas de mucho trabajo o estrés el cerebro necesita más energía y aumenta su temperatura y los bostezos son el único medio que tiene para controlarla.
  3. Oxigenar el cerebro. Cuando el cerebro siente que necesita más oxigeno para trabajar correctamente, envía un estímulo para que se origine un bostezo para permitir una entrada extra de oxígeno al cerebro
  • Pequeños espasmos al dormir

Es muy normal tener pequeños espasmos mientras duermes o cuando estás conciliando el sueño, en muchas ocasiones son tan pequeños que pasan desapercibidos, pero en otras ocasiones pueden provocar un sobresalto que incluso nos llega a despertar.

Estos movimiento o pequeños espasmos reciben el nombre de sacudidas hípnicas o sacudidas mioclónicas y se producen porque el cuerpo se relaja tanto que el organismo lo percibe como algo peligroso y por eso produce esa pequeña sacudida para que los órganos vitales no disminuyan su funcionamiento.

Estos pequeños espasmos suelen producirse cuando el cuerpo ha sido sometido a un alto nivel de trabajo o de estrés durante el día o cuando se han tomado niveles muy altos de cafeína.

  • Crujido en las articulaciones de los dedos

En muchas ocasiones al mover las manos los dedos producen un chasquido o crujido que no produce dolor alguno. Este sonido los producen unas burbujas que tenemos en el líquido sinovial que es el líquido que lubrica las articulaciones.

Los chasquidos también pueden producirse  por la liberación de los ligamentos que estaban agarrotados.

Estos chasquidos provocan una sensación de bienestar por eso mucha gente los provoca adrede, pero esto no es aconsejable porque se pueden producir problemas en las articulaciones.

  • Estiramientos

En muchas ocasiones podemos sentir un extraño deseo de estirarnos y no sabemos por qué. Esto se debe a que nuestro cuerpo detecta que estamos un poco tensos y al estirarnos hacemos que el oxígeno y la sangre recorran nuestro cuerpo ayudándonos a sentirnos mejor.

Y tú ¿ya conocías todos estas cosas curiosas sobre tu cuerpo?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...