Sin paridad no hay premio

La cita estaba prevista para el lunes día 18 de julio. El jurado del Premio Nacional de Cinematografía iba a reunirse para deliberar y decidir el nombre del ganador de este año. Pero su presidente, el director del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA), Carlos Cuadros, informó al inicio de la reunión de una traba que supondría su aplazamiento. «Tenemos un problema y por lo tanto hay que anular esta convocatoria», dijo. ¿Cuál era?Solo tres mujeres, una de ellas con derecho a voz pero no a voto, frente a nueve hombres en el conjunto del jurado.

Alex de la Iglesia, ganador del Premio Nacional de Cine 2010

Según informa El País, esta diferencia de representación no cumple con los requisitos de paridad planteados por la Ley para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres aprobada en 2007. El jurado se componía de un 30% de presencia femenina frente a un 70% de masculina, cuando los criterios de actuación de las Administraciones Públicas también en el ámbito de la creación estipulan que debe existir un equilibrio entre sexos. Y, si bien esta directriz es más una recomendación que una obligación (la representación en no menos de un 40% tanto para hombres como para mujeres solo es obligatoria en el caso de las listas electorales), en este caso se ha decidido su cumplimiento.

Aunque aparentemente la iniciativa es honrosa, dos elementos resultan llamativos en esta decisión. El primero es que la lista con los nombres de los miembros del jurado se publicó en el BOE el pasado 12 de julio -una semana antes de la reunión- y hasta la jornada de ayer, llegado el momento de la reunión, nadie se pronunció al respecto. Inés París, presidenta de la Asociación de Mujeres Cineastas y de los Medios Audiovisuales (CIMA) y una de las únicas féminas en el jurado, lo consideró una prueba de lo habitual que es la desigualdad, hasta el punto de pasar desapercibida casi siempre a nuestros ojos. No obstante, otros miembros del órgano se tomaron lo sucedido como una falta de respeto. «Al menos nos podían haber avisado antes y nos evitábamos el viaje», contaba uno de ellos.

El segundo hecho llamativo es que otros galardones igualmente públicos se han otorgado sin paridad en el jurado. «El premio Nacional de Diseño, concedido por el Ministerio de Ciencia e Innovación en octubre pasado a Oscar Mariné y el Grupo Kettal, contó con una sola mujer en un jurado de seis miembros», cita el rotativo de Prisa entre otros ejemplos.

Sea como sea, la cuestión es que esta decisión representa un paso más en la consolidación de la presencia femenina en los órganos de decisión y poder. Una lástima que tenga que establecerse por ley para hacerse efectiva, cuando la misma lógica humana tendría que derivar en porcentajes que rondaran el 40%- 50% de representación de cada sexo. Sin embargo, el cómo se ha llevado a cabo y el contraste con otros casos parecidos hace plantearse las verdaderas razones que han motivado esta decisión. Un tema polémico, sin duda. ¿Qué opináis?

Foto: fluzo en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...