Una niña afgana de seis años se libra de casarse

Una niña pequeña ha sido liberada de casarse con un joven de diecisiete años para saldar una deuda familiar. Ha sido un anónimo quien ha pagado la deuda y ha liberado así a la pequeña.

Una nina afgana

Aunque a veces podamos pensar que las muestras de solidaridad tardan en llegar a las personas a las que se dirigen, en este caso, no ha sido así. Gracias a un anónimo del que lo único que se sabe es que es de Estados Unidos, una niña afgana de tan solo seis años, llamada Naghma, ha sido liberada de saldar una deuda familiar contraída por un padre de familia con un vecino. Si el padre de familia no conseguía devolver los 2.500 dólares que le prestó el vecino, su hija pequeña de seis añitos debía casarse con el hijo del vecino de diecisiete años.

La cuestión es que el padre, Taj Mohammad, pidió prestado este dinero porque necesitaba pagar los gastos médicos de su mujer y los gastos de leña. Esta familia constaba de nueve hijos, uno de ellos murió en el campo de refugiados donde sucedieron los hechos, uno de los hijos murió de frío. Esto nos demuestra que el padre no tenía muchas alternativas si quería conseguir leña y pagar los gastos de la hospitalización de su esposa. Parece ser que el padre no quería casar a su hija pequeña, pero no le quedaron más opciones, al menos en el entorno donde viven y bajo las costumbres de ese país.

Esta pequeña, al menos por el momento, es una niña afortunada, porque en ese país la mitad de las niñas y jóvenes afganas son obligadas a casarse antes de que cumplan los dieciséis años. Según la conocida Manizha Naderi, una mujer que lucha por los derechos de las mujeres afganas, esta pequeña probablemente se vea igualmente obligada a casarse antes de los dieciséis años con algún hombre, probablemente mucho mayor que ella. El problema, es que las niñas son vendidas y apartadas de sus estudios, algo que según esta activista, perpetúa aún más el ciclo de la pobreza en el que se ven sumergidas las mujeres afganas.

De hecho, el joven con el que debía casarse Naghma ya estaba pidiendo al padre que la niña dejara los estudios, algo que a la pequeña le encanta, asistir a la escuela. Con este detalle nos podemos hacer a una idea de lo que le esperaba a la pequeña de tan solo seis años. Esta niña se ha librado por poco gracias a un anónimo que saldó la deuda de 2.500 dólares de su bolsillo y que mandó a un abogado para que intercediera y se asegurase de que la niña no era obligada a casarse.

Como mujer y madre pienso que la solidaridad de esta buena persona, que ha librado a una niña de un calvario semejante a esa corta edad y que le ha dado la oportunidad de tener un futuro mejor, nos debería hacer pensar que con pequeños gestos como este se pueden hacer felices a muchos pequeños en este mundo. Aunque es evidente que nos queda mucho camino por recorrer para conseguir que la vida de las niñas, jóvenes y mujeres en todo el mundo, se proteja y se respete.

Fuente | Huff Post

Más información | Yahoo US

Imagen | DVIDSHUB

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...