Licia Ronzulli, una parlamentaria europea, ejemplo de conciliación laboral

Es una mujer que acudió con su hija de tan solo mes y medio de vida a un pleno del Parlamento Europeo. A esta pequeña, la hemos podido ver crecer entre votaciones y discursos de su mamá.

Hace tiempo que quiero escribir unas líneas sobre una mujer que en el año 2010 fue elegida por la revista francesa Madame Figaro, como una de las mujeres más influyentes del mundo. En mi opinión, es una mujer que da buen ejemplo de lo que significa el compromiso adquirido para con la sociedad y, sobre todo, para con las mujeres. Se trata de Licia Ronzulli, una mujer italiana que lucha año tras año, para reclamar más derechos para las mujeres en lo que concierne a la conciliación familiar y laboral.

Ella nació en el año 1975, por lo que ahora tiene 39 años. Esta mujer, nacida en Milán, es eurodiputada en el Parlamento Europeo en representación del partido Nueva Forza Italia. Pero es evidente, que ella lucha no solo por los derechos de la mujer en su país, sino también por los derechos de la mujer en Europa, dando ejemplo de lo que significaría una verdadera conciliación familiar y laboral. Teniendo en cuenta que la conciliación en España es más un sueño que una realidad, he querido hablar de ella en nuestro blog.

En el año 2010, esta eurodiputada llevó a su hija con tan solo mes y medio de vida, a un pleno del Parlamento Europeo, un gesto que fue recibido con aplausos por parte de sus compañeros como apoyo por este gesto. Un gesto que llamaba la atención con el fin de reclamar más derechos para las mujeres: ‘Quiero ser un símbolo, con mi hija Victoria, y pienso en todas las mujeres que no pueden conciliar su vida profesional con su vida familiar‘.

Año tras año, hemos podido ver cómo la hija de Licia Ronzulli asistía a algunos plenos, de manera que tenemos imágenes de ella entre votación y votación, imitando los gestos de su madre. No puedo imaginar lo orgullosa que estará esta pequeña de su mamá, ya que gracias a ella ha podido estar en un lugar privilegiado aprendiendo lo que significa ser madre y trabajadora a la vez, ya que al ver a su mamá está recibiendo el mejor ejemplo. Porque ese aprendizaje le calará dentro y ella misma, cuando sea mayor, si quiere continuar la labor de su mamá, lo tendrá fácil.

Entre otras razones, porque su madre la está enseñando a tener una mente abierta, moderna y justa. Licia Ronzulli es una mujer ejemplo que bien podría ahorrarse tener que dar discursos pendiente de su hija, pero en su lugar ha preferido hacer un gesto, una llamada de atención, para que las mujeres, en el futuro puedan tener igualdad de condiciones laborales y familiares. Personalmente, me gusta mucho y me siento orgullosa de que haya mujeres que tengan esta actitud, pero por el momento, queda mucho camino por recorrer. ¿Qué opináis vosotras?

Vía | elmundo.es

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...