Los móviles y la conexión al amor 24 horas al día

Probablemente las nuevas tecnologías hayan facilitado la vida a muchas parejas que estuviesen separadas por la distancia, pero también es verdad que han agobiado a otras tantas que se viesen obligadas a estar pendientes del móvil casi 24 de 24 horas al día

chat

La realidad es que las nuevas tecnologías nos han cambiado en prácticamente todos los aspectos de nuestras vidas, incluidos los temas amorosos. Y aunque pudiera parecer que eso de cargar con las redes sociales a cuestas todo el día, disponer de Whatsapp para mensajes 24 horas de 24, o tener Skype en el móvil para cuando más te apetezca realizar una videollamada a cualquier parte del mundo no es nada malo, todo en extremos suele ser perjudicial, y cada vez se nota más como las parejas se sienten agobiadas por todos estos inventos, o mejor dicho, por la insistencia de uno de los miembros que la confortan en utilizarlos siempre.

Lo cierto es que para evitar que todas esas herramientas, que también tienen por supuesto su lado positivo, se conviertan en el tema de discusión, en el motivo de la polémica o saquen su peor cara, lo importante es que cada uno de los que forman la pareja exprese sus necesidades. Es decir, hay quien puede vivir sin tener que mandar Whatsapp todo el día, ya que antaño no sentíamos esa necesidad, y eso no es sinónimo de querernos menos o de no echarse de menos. El día a día del trabajo, de los problemas, de las cosas que nos pasan puede complicar que la pareja necesite además una atención casi exclusiva, y esto al final es un problema que pese a no haber existido antes, puede terminar con la relación por los constantes conflictos que provoca.

Precisamente por eso, si estás en el lado de ser el que exige una comunicación constante, basta que te preguntes si de verdad estás siendo justa, o si más bien te estás excediendo en una obsesión por la red que empieza a ser como poco enfermiza. Si eres de las que sufre desde el otro lado de la situación, es decir, con constantes peticiones por parte de tu pareja para que le envíes mensajes y le prestes atención en internet, entonces lo mejor es que le pongas freno con una buena conversación que aclare las necesidades de cada cual y que le deje claro que más Whatsapp, llamadas por Skype o accesos a Facebook no indican en ningún caso quererse más. Y mejor que lo hagas cuanto antes, porque la fuerza de la costumbre suele hacer que el problema se multiplique mucho antes de lo que crees.

Imagen: psd

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...