¿Cómo salir bien en una fotografía o retrato?

En un tiempo en el que los retratos se han puesto de moda, hablamos de cómo hacer para salir bien en las fotografías y evitar esas fotos que siempre quieres borrar.

fotografía

En la actualidad, los selfies se han convertido en casi un hobby obligatorio. Todo el mundo se los hace. Y con dicha moda, han aumentado también los aficionados a la fotografía que quieren realmente sacar fotos de grupo y que inmortalicen todos esos momentos que se viven. En este caso, hablamos precisamente de cómo hacer para salir bien en las fotos, porque creo que se ha convertido en una preocupación cada vez más en auge, para evitar precisamente ser la que siempre se esconde o la que prefiere estar tras la cámara.

Está claro que salir bien en las fotos es una cuestión en muchos casos innata. De hecho, hay a quién la cámara ama sin más. No sé sabe porqué, pero hay gente que se ponga como se ponga, sale siempre bien. Y otra que por mucho que lo intente, siempre acaba viéndose a sí misma de otra manera en las fotografías. Sin embargo, no es algo que no tenga remedio y hoy nos ponemos a intentar encontrarle solución porque precisamente en este artículo te vamos a dar algunos consejos para lograr salir bien en las fotos. O al menos, para salir de una manera razonable y no desear que no hubieran inventado las cámaras. ¿Quieres conocerlos?

Cosas a tener en cuenta para salir bien en las fotos

  • Conócete: lo cierto es que como ocurre cuando seleccionamos ciertos looks de moda, en los que procuramos resaltar nuestros mejores puntos, en las fotografías pasa algo muy parecido. La idea es simple. Si conoces tu mejor lado y sabes cómo explotarlo saldrás mejor. ¿Te gusta tu sonrisa? ¡Pues sonríe! ¿Tienes unos ojos bonitos? Pues busca la manera de que estos destaquen en la foto. ¿Prefieres tu perfil? ¡Pues aprovecha a buscar puntos en los que salgas de este modo en las fotografías!
  • Lo que no te gusta: una fotografía puede resaltar los puntos débiles que tienes, y en este caso, es por ello que no te gusta cómo sales en la foto. Procura evitarlos, y siempre que puedas resalta los anteriores frente a estos. Conseguirlo, sobre todo al principio no será fácil, pero en realidad todo con un poco de práctica se puede lograr. Y nuestro reto de hoy nadie dijo que sería el más fácil de todos.
  • Postura: sobre todo en las fotografías en las que aparecemos más que de rostro, hay que saber elegir la postura correcta. Lo ideal sería estar erguida y colocada resaltando el perfil o el frente, según prefieras. Pero luego hay cientos de detalles con los que se puede jugar. La posición de las manos, la manera de colocar las piernas, la orientación del cuerpo en general. Son todas ellas cosas que cambiarán cómo se te ve en una fotografía, y que de seguro tienes que cuidar para lograr una imagen realmente bonita.
  • El maquillaje: desde luego que el maquillaje es nuestro gran aliado para disimular imperfecciones. Sobre todo cuando hablamos de fotografías de primer plano. Sin embargo, conviene ver bien qué tipo de maquillaje te queda mejor, y no exagerarlo demasiado. De hecho, para las fotos, el color de un labial puede por ejemplo marcar realmente la diferencia respecto a otro. Ya que éste puede destacar más tus ojos, tu sonrisa, o sea cuál fuere tu punto fuerte, pero también puede lograr el efecto contrario.
  • El total look: lo dicho anteriormente está relacionado con este siguiente punto. Si quieres que la fotografía sea perfecta, y no quieres sentir el deseo de eliminarla, entonces tienes que cuidar el detalle de que tanto maquillaje, como vestuario, como la postura que tomes vayan acordes entre sí. Ya ves que lograr una buena fotografía no es algo tan sencillo, pero creo que poner en práctica todos estos consejos te ayudará a lograrla, y al fin y al cabo ¿no era eso lo que querías?
  • Cámara: aunque son muchos los que piensan que dependiendo de la cámara una foto será mejor o peor, la verdad es que esto no es del todo cierto. Más bien nos encontramos con que es el fotógrafo y sus habilidades las que sí podrían marcar la diferencia. Aunque claro, eso partiendo de un dispositivo más o menos estándar. Aunque las cámaras de los móviles han mejorado mucho, bien es cierto que no dan para tanto, a menos que sean dispositivos de gamas muy altas.

Y después de todo esto, lo único que te queda por hacer es empezar a poner en práctica todos estos consejos, y recordar que nadie nació nunca aprendido, y que la práctica hace al maestro. Así que te tocará apuntarte a una buena ronda de selfies, y sobre todo a dejarte llevar cuando salgas con amigos y empiecen a sacar unas cuantas fotos de las que antes siempre te escapabas. ¿Asumes el reto?

Imagen: GGL1

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...