Equipo culé: un modelo de gestión femenino

Una labor de equipo

El equipo culé, es el Fútbol Club Barcelona; os parecerá extraño que  hable, en este espacio , de un tema que es principalmente masculino, aunque cada vez se ven más mujeres aficionadas al fútbol; no me voy a referir al «cuerpo de jugadores», que valga la redundancia tienen unos buenos cuerpos, bien modelados a mor de entrenamiento y esfuerzo cotidiano.

El equipo culé, se merece una mención especial  porque ha hecho historia, ganando los tres títulos más importantes del fútbol europeo,  apoyándose en un modelo de gestión que prima el grupo, frente a las individualidades y utilizando «la cantera de la casa»,  que son los jugadores formados en la escuela del club; es decir, han sabido rentabilizar  y sacar provecho a los recursos internos. Esto es un modelo de gestión femenino.

Pep Guardiola es manteado por los jugadores

Para entender de lo que hablamos, podemos compararlo con la actuación de otros equipos, por ejemplo «el Real Madrid»: cuando este equipo triunfaba, lo hacía en base a sus estrellas, invirtiendo unas sumas de dinero que mareaban y malvendiendo a jugadores que se hacían famosos en otros equipos (como samuel Etoo, que hoy está en el Barça). Este modelo de especulación y despilfarro, es el masculino.

El aprendizaje que lleva genéticamente, la mujer, ha consistido en que el Hombre aportaba los bienes, comida o dinero y la Mujer los administraba, sacando de donde no había para satisfacer todas las necesidades; esto significa, aprender a priorizar unos gastos sobre otros, dar a cada uno según su naturaleza y en definitiva, rentabilizar al máximo los propios recursos internos, para que todos los miembros del equipo estén contentos.

En un equipo de trabajo, lo importante es el conjunto, que cada persona ocupe el lugar que le corresponde, de modo que las individualidades se sientan apoyadas e integradas, fomentando la autoestima y la seguridad personal.

En este modelo gana importancia la figura del coordinador del equipo, el coach, que tiene que tener una visión clara de futuro y capacidad para transmitirla, sabiendo la importancia del grupo, para conseguir esos objetivos.

Pep Guardiola, el entrenador del equipo Culé, bajo un aspecto muy masculino, tiene unas formas de dirigir, femeninas y esto le ha llevado al triunfo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...