Mitos verdades y mentiras sobre la nutrición

mitos-verdades-y-mentiras-sobre-la-nutricion

Estamos acostumbradas a creer muchas veces los mitos, verdades o rumores que leemos o nos cuentan. Hay tantas recomendaciones como dietas alimentarias. Y lo hacemos porque tenemos que tener una base que casi siempre la tomamos de dietistas o entendidos en el tema.

Es el boca a boca o el ‘yo leí’. Ahora Vanessa Marqués nutricionista del Hospital Quirón de Madrid nos saca un poco de esos dichos. Como me ha parecido muy interesante de ahí quiera compartirlo.

¿Cuántas veces hemos oído que el pan engorda? De toda la vida. Pero no es verdad, el pan es un cereal y todo depende la cantidad y con qué tipo de alimentos lo tomemos. Por ejemplo si comemos hidratos de carbono y además comemos pan así como no lo quemamos, es cuando se trasforma en grasa.

Posiblemente tengamos en mente que los alimentos integrales adelgazan. Tampoco es así. Son más nutritivos y tienen más cantidad de fibra por lo que secretan más grasas de los intestinos y gracias a la fibra absorbemos menos grasas, es decir, funcionan como una esponja.

Es completamente falso que la fruta nunca se debe tomar como postre, porque engorda. Esto si que me ha hecho gracia porque conozco varias dietistas que ponen el grito en el cielo y si aseguran que engorda por lo tanto esto es la pescadilla que se come la cola. Además Vanessa asegura que la fruta tiene más beneficios si la tomamos entre las comidas porque es rica en fibra y nos provoca más sensación de saciedad que si la tomamos después de las comidas.

No es verdad, que si dejamos de comer el estómago se hace más pequeño y se engorda menos. Lo que ocurre es que las personas con un sobrepeso muy elevado pueden tener el estómago más dilatado y cuando se ponen a régimen, el estómago vuelve a su tamaño normal.

Cuantas veces hemos oídos sobre todo a nuestras madres que no bebamos leche después de comer una naranja, asegurando que se corta la digestión, seguramente muchas. Completamente descartado no hay ningún dato que lo afirme, por lo tanto es un mito o como diríamos ahora, una leyenda urbana de las dietas.

Tampoco se engorda por comer de forma rápida. Aunque si es verdad que al comer muy de prisa como que se tiene la sensación de saciedad y se come más de lo necesario, ya que la sensación de saciedad tarda 15 minutos en llegar al cerebro.

Las dietas disociadas son las mejores para perder peso, ya que suelen estar organizadas en tres etapas y normalmente en la primera se reducen los hidratos de carbono y se suele perder peso, pero lo más importante es que tiene que haber una educación alimentaria, que es lo que falla. Mucha gente pierde peso en 15 días y al volver a su alimentación normal vuelta otra vez a tener el mismo peso.

La fructosa es mejor que el azúcar ya que la fructosa tiene una absorción más lenta y no provoca una elevación tan rápida de glucosa en la sangre, lo que es bueno, por ejemplo, para los diabéticos.

Si es verdad que las nueces son buenas para la memoria puesto que es un fruto seco rico en grasas insaturadas como el aceite y el omega 3, que sí son ventajosas para el cerebro.
Seguro que hay muchas más que se irán conociendo poco a poco.

Imagen | adri021

Vía | 20Minutos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...