¿Todos los hombres son iguales? O es solo un mito

son-todos-los-hombres-iguales

Decir que la mujer respeto al hombre es  como vivir la noche y el día no en ninguna tontería. Aunque tampoco hay que generalizar porque no todos los hombres son iguales al igual que no todas las mujeres lo somos. Y en la mayoría de los casos nos basamos en mitos o en experiencias puntuales para debatir y ponernos a cotillear de ellos.

Por lo tanto partiendo de la base que no voy a generalizar porque ni todas las mujeres somos mandonas, cotillas, sensibles, románticas, tontas… ni todos los hombres son insensibles, inmaduros, suecos y solo piensan con una parte de su cuerpo….

Ni podemos basarnos tampoco en las experiencias de la vecina, ni de tu amiga ni de tu prima. Porque aunque todos los ‘hombres son iguales’ no todas las acciones lo son y tampoco deberíamos guiarnos por esos cánones establecidos o esa guerra de sexo que viene de tiempos milenarios como mitos.

Bajo mi punto de vista hay que basarse en cada experiencia única y personal.  Puesto que cada persona es única y exclusiva y basarnos en otros hombres o dimes, es hacernos una paranoia en la cabeza que nos llevará a malos entendidos.

¿Los hombres son poco románticos?, no. Solo que no hay término medio. O se pasan por exceso o vives por deceso en la ausencia de ver un ápice de romanticismo. En algunos casos tienen poca delicadeza y sus sentimientos brillan por su ausencia y solo prima la hombría. Pues que queréis os diga, el macho ibérico hace años que es historia de la naturaleza.

Pero tampoco hay que darse a mitos ni malos entendidos, los hombres también lloran, tienen sentimientos, tanto o más que las mujeres, porque son humanos digo yo, solo que como las mujeres tenemos la fama de lloronas y ellos cardan la lana, seguimos con la guerra.

¿Románticos?, Eso qué es. Ellos no leen cuentos de príncipes azules y princesas rescatadas. Ellos no sueñan apenas con dragones y mazmorras. Ellos sueñan con Terminator. Y no podemos pedirle peras a un olmo. Porque aunque la sociedad ha evolucionado, hay todavía una parte que cuesta ser liberada.  Todavía se le puede tachar a un hombre de amanerado o gay si demuestra ser ‘distinto’. Pobrecitos hay que entenderlos.

De ahí los mejores amigos de los gays son mujeres, que raro ¿verdad?,¿será que nos entienden?

En el sexo. ¿Qué hay de cierto en el mito en el cual dice que los hombres solo piensan con una parte de la fisonomía de su cuerpo? Y no precisamente es la neurona …. Completamente falso. Hace años de antaño Maricastaña cuando la mujer estaba poco menos que ciega y apenas sabía de la fisonomía de un hombre, y al estar sometidas al tema del sexo como algo tabú e impronunciable, quizás se pudiera aplicar el dicho más por ignorancia que por conocimiento de causa.

Sin embargo hoy en día tanto monta, monta tanto Isabel como Fernando. Con lo cual, hay de todo como en botica, pero por regla general lo que puede pasar en algunos casos es que el hombre tache a la mujer de ser demasiado liviana y liberal e incluso llegar a tirar por tierra el mito que por regla general es del hombre.

Los papeles han cambiado o estamos en vías de ello  y, cuando un hombre da con una mujer que no tiene ningún reparo en hablar de sexo o practicarlo siempre que le venga en gana, ya es una mujer que piensa más con esa parte de su cuerpo que con la cabeza  y es ligerita de cascos. Han cambiado los papeles.

Por lo tanto hoy en día conozco pocas parejas que tachen al contrario de obsesivo con el sexo, otro típico dicho de la mujer.  Y si hay alguno, sinceramente es un modo de buscarle cinco pies al gato, porque también es cierto que la mujer tenernos la batuta en ello ¿o no?.

Solo tenéis que oírlos en una reunión de amigos tomándose unas cervezas, como se cuentan sus batallitas y casi todos terminan con la misma frase ‘a ver si tengo suerte esta noche y suena hoy la flauta’. Claro que tampoco deberían de generalizar. Puesto que no todas las mujeres emplean el arma de privarse de una noche de placer solo por fastidiar al contrario con el típico dolor de cabeza.  Y si lo hacen, es que tienen un problema.

Resumiendo, las diferencias entre los dos sexos se dan desde hace mucho tiempo y aunque queramos cambiar para bien, a ambos nos cuesta quitarnos de encima las etiquetas generalistas que se nos han colocado desde ni me acuerdo.

Pero estoy convencida de que poco a poco podremos convivir sin problemas. Aunque, ni ellos saben vivir sin nosotras y nosotras sin ellos.  Y sobre todo, nunca podemos generalizar diciendo que todos los hombres son iguales.

Imagen | Flickr


Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...