Afrodisíacos para seducir

Ya sabemos lo que significa la palabra afrodisiaco, aquella sensación de estimulación que de alguna manera se consigue con ciertos alimentos, bebidas o perfumes. Es como despertar nuestros sentidos sensuales de una forma de lo más natural y es un modo muy interesante para seducir y pasar momentos agradables con tu pareja.

La definición de afrodisiaco dice que es cualquier sustancia que excite o invite a excitar, mediante la fantasía, la estimulación y el apetito sexual. Su nombre proviene de Afrodita, que como bien sabemos es la diosa griega del amor y la fecundidad.


Dentro de los productos afrodisíacos, podemos encontrar varios tipos y clasificarlos. Algunos son conocidos por su asociación sensual, y generalmente están asignados a los símbolos fálicos o vaginales. Allí entran el plátano, el pepino, las ostras o las almejas, por poner un ejemplo de este tipo de productos comestibles.
También hay tipos que son denominados como sustancias afrodisíacas. Algunas que irritan las mucosas genitales pueden ser excelentes, tal el caso de la mostaza o el jengibre. Otros son considerados de acción central, como lo son algunas drogas, el alcohol, el yohimbe o incluso el chocolate. Se les llama así, por actuar estimulando directamente, el sistema nervioso central.

También existen algunas sustancias que no tienen una comprobación oportuna en cuanto a su estimulación sexual. Allí entran los mitos populares o el parámetro de la seducción. Las fragancias y los perfumes entran dentro de este último apartado. Y hay otras que se cree que son excitantes, como los mariscos, el ginseng o la guaraná.

Lo cierto es que este tipo de sustancias afrodisíacas pueden venirte de maravillas cuando necesitas un poco de vigor extra o generar un clima adicional, que es tan bienvenido muchas veces a la hora del sexo o el arte de seducir.

Imagen | picantito

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...