Crisis de pareja ¿Puede tener un lado positivo?

Discutir demasiado. No entenderse. La falta de comunicación. Todos ellos son comportamientos que no ayudan a solventar una crisis de pareja. Y aunque parezca que todo en ella es negativo, lo cierto es que también puede ofrecer cosas buenas.

pareja

Probablemente cuando pasamos por una crisis de pareja pensamos que de repente todo se viene abajo, que no hay solución posible y que el final está cerca. Quizás esa actitud, en lugar de ayudar, fomente precisamente la sensación de inseguridad al lado del otro que debería desaparecer. Pero como resulta mucho más común de lo que pensamos, en este caso hemos querido hablarte precisamente de cómo entender en positivo una crisis de pareja, y sobre todo, evolucionar con ella. Así que tanto si estás pasando por una, como si quieres estar al tanto de cómo sobrellevarlo por si te pasa, apúntate todos estos consejos que te contamos a continuación.

Ruptura a la vista

Empecemos por definir lo que es una crisis de pareja. Una crisis de pareja puede ser desde una mala racha por la que estamos pasando, ya sea por él, por ti o por ambos. Un momento en el que parece que vuestros caminos no son los mismos. O un verdadero final que se veía venir por todos los problemas que se venían arrastrando desde hace años y a los que ninguno de los dos logró poner, al menos a tiempo una solución justa para lograr que no terminasen con la relación. O sea, que de ruptura a la vista nada. Una crisis de pareja puede ser eso, pero también puede no serlo. Así que lo primero es eliminar los miedos de la cabeza y enfrentarse a la situación. Ha de ser lo que los dos queráis que sea.

Una crisis de pareja puede poner de manifiesto cosas que no sabías estaban ahí, aún pese a convivir con ellas diariamente. Y precisamente prestarle atención a las razones por las que ha ocurrido, entenderlas, y buscarle una solución conjunta no solamente no supondrá el fin de la pareja, sino que hará posible que podáis seguir adelante aún mejor que antes. A veces, la rutina hace que no nos paremos en los detalles, y la convivencia con la rutina que pasemos muchas cosas que no nos gustan. Por lo general, la mayoría de crisis de parejas aparecen cuando uno estalla, cuando no puede más. Y en la mayoría de los casos son factores externos los que nos hacen estallar, como por ejemplo el estrés.

En tu mano está saber aprovechar esa crisis para mejorar tu relación, o que la crisis de pareja acabe llevándose por delante lo que teníais.

Imagen: Sidi Guariach

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...