El uso de anticonceptivos, ¿crees que es un tema tabú entre padres e hijos?

No es fácil hablar de sexo con los hijos, pero es bien cierto, que es importante que este tema sea tratado entre padres e hijos para evitar que los jóvenes cometan errores. Saber utilizar los anticonceptivos, saber las consecuencias de su mal uso y tener claro cómo y porque se usan, es necesario para su seguridad y que mejor que los propios padres para dar esa información a sus hijos.

La elección de un método anticonceptivo es una de las primeras decisiones que debe tomar una pareja en común. Los métodos anticonceptivos preferidos suelen ir cambiando según el momento de la vida en el que nos encontramos y el tipo de relaciones que mantenemos. Para unas relaciones esporádicas son recomendables los preservativos, para relaciones estables los tratamientos con hormonas (ya sean parches o píldoras) suelen ser muy utilizados. Sin embargo, cada uno de estos métodos (que son los más conocidos) tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

A pesar del avance tecnológico que se ha venido desarrollando en cuanto a los materiales, los preservativos siguen suponiendo el establecimiento de una barrera física en las relaciones de pareja, lo cual lleva a que en muchas ocasiones no se utilice o se utilice de forma incorrecta, con lo que su eficacia se ve considerablemente reducida, sobre todo en jóvenes más inexpertos.

Por otro lado, los anticonceptivos hormonales, que son los más usados por las mujeres, suponen una alteración de los procesos biológicos de la mujer ya que comportan la introducción en su organismo de hormonas que él mismo no ha producido. Si bien esto no comporta ningún problema para la salud de las mujeres y les permite disfrutar del sexo sin preocuparse por quedarse en estado, son muchas las que se quejan de efectos secundarios (como la hinchazón o el aumento de peso) y, por otro lado, después de abandonar su uso es necesario un periodo de tiempo para que su efecto deje de notarse en el cuerpo. En este sentido hay que programar con cierta antelación (alrededor de un año) el momento de ir a buscar un niño. Pero en el caso de las mujeres jóvenes, podría resultar un poco molesto tener que tomar este tipo de anticonceptivo.

Los anticonceptivos son necesarios para evitar embarazos innecesarios y para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual, aunque eso es sabido por todos, aún hay muchos jóvenes que piensan que es mejor hacer sexo sin tomar esas medidas. Algunos incluso te podrían contestar que está la pastilla “abortiva” o la conocida por la del “día de después”. Por ello, me parece importante que los hijos reciban esa información de los mismos padres para que tomen conciencia de la importancia que tiene su uso. ¿Crees que se debe dejar en manos de otras personas la educación sexual de nuestros hijos? ¿Estas preparada para hablar de sexo y anticonceptivos con tus hijos? ¿Crees todavía que es un tema tabú entre padres e hijos?

Foto | Kenski1970 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...