Fantasías sexuales

Pensar a menudo sobre situaciones sexuales insólitas e imaginativas no sirve únicamente para pasar un buen rato, sino también para mejorar nuestra salud en general ya que las fantasías sexuales son beneficiosas.

Los psicólogos aseguran que pensar con frecuencia en el sexo puede actuar como una eficaz válvula de escape en momentos de tensión, convirtiéndose en un buen antídoto contra la ansiedad y el estrés. Las fantasías, además, aumentan la autoestima y la confianza en sí mismo.

Recrear situaciones ‘picantes’ durante el día es, además un excelente ejercicio para combatir la falta de deseo. Es un hecho comprobado que estas fantasías aumentan la libido y dinamizan las relaciones en pareja excesivamente monótonas o estereotipadas.

Sirven para liberarse de las represiones. Las fantasías nos ayudan a entrar en la única zona de nuestra mente en la que somos verdaderamente libres. Potenciar esa zona nos ayudará a atrevernos a disfrutar.

Al contribuir a gozar de una vida sexual satisfactoria, las fantasías también juegan un importante papel en nuestra salud en general, ya que aumentan las defensas del organismo y reducen el riesgo de sufrir enfermedades.

Imagen | desdeelexili

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...