Peleas y…reconciliaciones

3738299434_b4d05d924e

Pues sí, es una verdad universal: todas las parejas del mundo se pelean de vez en cuando. Que tengas una discusión con tu pareja no quiere decir que sea el fin del mundo.

Eso sí, lo mejor que puedes hacer cuando se ha montado una bronca de las buenas es tomarte tu tiempo para manejar la situación y actuar de la mejor forma posible.

Es posible que tu chico salga corriendo. Si ves que reclama su espacio, déjale cogerlo, a lo mejor necesita estar solo para ver las cosas con tranquilidad y con otra perspectiva. Incluso puede que se vaya a tomar algo con sus amigos, pero no montes en cólera. Es su forma de evadirse del problema, pero no quiere decir que se haya olvidado.

Si crees que debes disculparte, hazlo, pero no vuelvas al tema ni intentes convencerle de que tú tienes razón, porque solo conseguirás el efecto contrario.

Y si no sabes muy bien cómo acercarte a él para que te perdone, hazlo de forma progresiva. Por ejemplo, si estais con amigos y el cuenta algo gracioso, ríete en vez de poner cara de malas pulgas. Si hay algo que ha hecho bien, elógiale para que vea que, a pesar de todo, tú siempre estás a su lado. Y que a pesar de todas las peleas, las reconciliaciones merecen mucho la pena.

Foto de Flickr

En Centro Mujer| ¿Discutir? Sí, pero sin hacer daño

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...