Superar el desamor

¿Cómo se puede superar un desamor? Cuando él se ha marchado, todo te recuerda a él, y te sientes desolada y triste como si el mundo hubiera dejado de girar

Hay que puntualizar que en el desamor, lo que realmente duele no es el amor que se ha ido, es la decepción que se torna en dolor. Ya que si analizamos un poco la circunstancia, si fuera el hombre de tu vida no se habría marchado dejándote desolada y sufriendo ¿no? Por lo tanto, está claro que no es el hombre de tu vida.

Cuando esa persona del cual estás enamorada te deja, es difícil de pensar más allá, pero en algún momento será necesario comprender que el verdadero amor está esperándote, pero así es.

Cuando se sufre una ruptura generalmente lo único que queremos es superar la tristeza. Por ello, buscamos infinidad de fórmulas, entretenimientos, amistades para no sentirnos tristes y evitamos estar solas. Sin embargo, jamás se nos ocurre que hacia donde debemos enfocar nuestra recuperación es hacia el camino de superar la decepción. Si no aprendemos cómo hacerlo nos sentiremos de este modo una y otra vez, haciendo que la recuperación y el olvido sean largos y dolorosos.

Cuando se termina una relación es el momento de ver a esa persona sin la venda del enamoramiento, aceptando realmente cómo es, cómo eres tú y qué hizo que todo acabase. Sea culpa de una misma o de ambos, nunca hay que buscar culpables sino recapacitar en si realmente esa pareja gozaba de estabilidad o no. Es decir hay que ser conscientes que quizás el amor cegaba todo lo que en el fondo no funcionaba.

El problema del desamor es que, para una parte de nuestra vida, conlleva muchas decepciones juntas, por lo que durante un tiempo se siente que no hay nada que pueda compensar el dolor que se siente ante una ruptura. Por lo tanto, igual que hacemos con las situaciones que nos perjudican, lo mejor es agarrar el toro por los cuernos y plantarle cara al sufrimiento para que no nos gane la batalla.

Y es que, sumirse en un estado de tristeza y dándole vueltas una y otra vez, se consigue simplemente no olvidar, ni superar. Por lo tanto, lo mejor es analizar los sentimientos y ponerlos a cada uno en su sitio. Porque el desamor es un cúmulo de varios sentimientos encontrados y cada uno lleva su tiempo.

Además, no hay que olvidar nunca que cuando una puerta se cierra otra se abre, pero claro, hay que estar dispuestas.

Imagen | noahnassir

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...