Tomar fármacos como Viagra con moderación

Todavía hay hombres más bien maduritos que se resisten hablar abiertamente de los problemas que tienen a la hora de tener relaciones sexuales.

Aún así este tipo de hombres cada día más elevado, que según ellos no tienen problemas de erección,utilizan las pastillas tipo, Viagra, Cialis, Levitra y evitan hablarlo o reconocerlo.

Y es que cada vez es más frecuente, que los hombres acudan a la consulta para preguntar sobre los riesgos de usar este tipo de pastillas a pesar de asegurar que ellos no la necesitan, pero ‘por si acaso’. Y eso que el consumo de estos fármacos se ha incrementado dentro del grupo de hombres con edades entre los 18 y 45 años, un grupo de edad demasiado temprana para tener este tipo de problemas.

Por ello, un estudio realizado por la Universidad de Texas,  mediante encuestas ‘on line’ a un total de 1.207 jóvenes universitarios arroja unos resultados sorprendentes.

Los resultados de los test de erección demostraban que los jóvenes que los usaban recreativamente tenían una erección normal, igual que los consumidores. Sin embargo, a pesar de tener unas erecciones normales, su seguridad en sí mismos de poder mantenerlas era menor, y esto supone un importante factor de riesgo para desarrollar problemas de erección de causa psicológica.

Y otro dato más importante, los consumidores de este tipo de fármacos tienen una alto grado de insatisfacción sexual derivado de la ansiedad que provoca el si llegará o no llegará la erección.

Es verdad que el consumo de estos fármacos produce erecciones de más dureza y de más duración que en condiciones normales, aunque tampoco se puede generalizar. Por tanto, otra posible explicación a esta frustración entre los jóvenes consumidores es que de alguna manera juzgan sus erecciones naturales en ausencia del efecto de la pastilla como de menos calidad, lo que genera gran malestar y frustración.

Por lo tanto, el consumo de estos fármacos sin control médico, sin necesidad aparente y tomar por tomar, puede provocar el efecto contrario y modificar los comportamientos sexuales.

Imagen | matsuyuki

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...